Cómo aprovechar las bondades del cine

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

José Vanegas Mejía

José Vanegas Mejía

Columna: Acotaciones de los Viernes

e-mail: jose.vanegasmejia@yahoo.es

La ciencia, las artes y la tecnología siempre han sido así. Cada avance en una de estas disciplinas abre un campo imprevisible y desencadena nuevos descubrimientos para el desarrollo de la humanidad. Con el cine la imagen adquirió movimiento, algo no previsto con la simple invención de la fotografía.

Algo similar podrá decirse de la rueda y su aplicación a todas las actividades del hombre. Si hablamos exclusivamente del cine, sin conocer a fondo los secretos del séptimo arte, hay que dar crédito y agradecer por siempre a los hermanos Lumière, sus inventores allá por el año 1895. Conocida es la primera película que dieron a conocer: 'Salida de los obreros de la fábrica Lumière, en Lyon". Eran apenas los rudimentos de lo que sería más tarde el gran cine en las décadas siguientes.

El cine mudo, con películas de Chaplin y de los hermanos Marx, entre otros, fueron la sensación del momento. Por los años treinta y durante la segunda Guerra Mundial, el cine mexicano tuvo su propio auge; pero finalizada esa contienda se produjo una avalancha de películas sobre el tema bélico. En ellas, como héroes indiscutidos, aparecieron los soldados norteamericanos.

Los reporteros de guerra organizaron su material de archivo y así pudimos conocer, como documentales, los hechos atroces cometidos contra la humanidad. Sin estos trabajos fílmicos sería difícil comprobar la existencia del llamado 'holocausto' hitleriano. En fin, el cine, a través de las épocas, ha brindado su aporte para destacar lo bueno y lo malo que en el mundo hay.

Habría que citar en capítulo aparte las maravillas del cine conocido bajo el rótulo de 'grandes producciones'. Las históricas 'Ben-Ur', 'Moisés', 'Espartaco', 'Los Diez Mandamientos' y muchas otras presentadas con la técnica del Cinemascope aún no dejan de impresionar al espectador. Y se aprecia todavía el arte de directores como Dino De Laurentiis, Vittorio De Sica, Carlo Ponti y Federico Fellini.

No se quedan atrás protagonistas indestronables: Charlton Heston, Kirk Douglas, Jack Palance, Anthony Quinn, Elizabeth Taylor y Richard Burton, para nombrar solo unos cuantos. Películas inolvidables son 'Dos mujeres' con Sofía Loren, 'El ladrón de bicicletas', 'Decamerón', 'La dolce vita'. Además, 'Lawrence de Arabia', 'Casablanca', 'Lo que el viento se llevó' y tantas otras. De los años sesenta quedan en la memoria las francesas 'Un hombre y una mujer', 'Belle de jour' y 'La felicidad'.

Lo importante de rescatar estas joyas del cine es traer al presente algunas películas que dejaron huella en los espectadores. No es exagerado considerarlas clásicos del cine, aunque son innumerables las que aquí no se mencionan.

De vez en cuando se organizan festivales, semanas o ciclos con filmes que comparten un rasgo común. Encontramos así, por ejemplo, ciclo de películas del Oeste norteamericano, o clásicos del cine francés, o lo mejor del cine italiano. También podemos hallar películas dirigidas y actuadas por Clint Eastwood, con títulos y acciones que ridiculizan a las grandes del Oeste: 'Por unos dólares más', 'Voy, lo mato y regreso', 'El bueno, el malo y el feo'. Para todos los gustos el cine ha prestado su magia. Los cine clubes y los cine foros tienen gran importancia en el desarrollo de la cinematografía.

En ellos se da participación al espectador, que puede opinar y hasta debatir sobre la temática de cada filme. En estos tiempos, cuando el cine se aleja cada vez más del interés de los jóvenes, es conveniente destacar e impulsar la creación de cine clubes y cine foros en los colegios y poner en práctica la discusión crítica de películas de temas trascendentes.

Es muy poco probable que los estudiantes organicen, por iniciativa propia, estas actividades. Queda, pues, en manos de los docentes la tarea de orientar y dirigir las inquietudes juveniles. Es una forma sana de crear en ellos espíritu crítico y respeto a las opiniones ajenas. Definitivamente, el cine da para mucho más de lo que pensamos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad