Robayo viene - Santoyo va

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Jairo Franco Salas

Jairo Franco Salas

Columna: Opinión

e-mail: jairofrancos@hotmail.com



Mientras el futbolista Rafael Robayo Marroquin regresa de los Estados Unidos a su antiguo equipo de fútbol colombiano, el ex general de la Policía Nacional, Mauricio Santoyo Velasco, llega a los Estados Unidos, los propósitos diferentes y antagónicos.

El mediocampista Rafael Robayo llega al equipo capitalino, Los Millonarios anotando un espectacular gol de media distancia en su primer partido, el general Santoyo es extraditado al país del norte, ya que ha sido pedido para ser juzgado por delitos que le endilgan y con muchas expectativas que prenda el ventilador.

El futbolista Robayo de poca actuación en el Chicago Fire en las ligas mayores del futbol americano, solo había jugado un partido y se encontraba en la banca, luego de varias semanas de negociaciones Robayo vuelve al equipo embajador, se entenderá con Wason Renteria y Román Torres como refuerzos, firmando contrato hasta el 2013. Robayo pensó que cumpliría el sueño dorado jugando en el exterior, no fue así, en el equipo que fue contratado no tuvo continuidad futbolística y por eso regresa a Colombia.

Santoyo llega a Estados Unidos al banco de los acusados a una Corte del Eastem Distrital de Virginia (USA), quien lo ha requerido en extradición y donde declaró haber ayudado a las autodefensas de Colombia, esta Corte además le presentó varios cargos a Santoyo los cuales negó. El sindicado llega a un acuerdo por lo que podrá pagar de 10 a 15 años de prisión con alguna posibilidad que le otorguen la libertad bajo fianza, la familia del implicado está bajo la protección del país del norte allí; mientras que la Fiscalía de Colombia ejecuta proceso de extinción de dominio de las propiedades de Santoyo aquí.

Se abrirá investigación penal y disciplinaria a los 8 senadores que avalaron el ascenso a general del entonces coronel Santoyo Velasco. También sería investigada la junta de generales que aprobó el ascenso, entre ellos el ex director de la Policía Nacional ex general Oscar Naranjo, por no exigir, los requisitos legales a sabiendas que la Procuraduría General de la Nación para el momento del ascenso se refirió a la existencia de evidencias que hacían no solamente ilegal, sino evidentemente inconveniente la promoción de Santoyo de coronel a general; lo más prudente que debió hacer dicha junta de generales era esperar el resultado de la investigación de la Procuraduría General de la Nación. No es entendible, ni razonable que Santoyo que tiene una destitución disciplinaria por parte del Ministerio Público, resulte ascendido de coronel a general.

Santoyo es apenas una carta de esa extensa baraja en la que pueden salir involucrados e investigados con sus declaraciones en la próxima audiencia en esa Corte de Virginia. Hasta donde llegarán los efectos de sus señalamientos, a quienes salpicará con lo que diga en esa Corte?. De todas maneras es otro escándalo político que empaña más el nombre del país, originado por el ex jefe de seguridad del ex presidente Álvaro Uribe Vélez.



Más Noticias de esta sección

Publicidad