Anuncio-empleo-el-informador-febrero

Los detrimentos de la ‘Paz total’

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

MARIO GONZÁLEZ VARGAS

MARIO GONZÁLEZ VARGAS

Columna: Opinión

E-mail: magonzavar@yahoo.com


Es tan consustancial la improvisación al gobierno de Petro que, hasta su iniciativa predilecta, la paz total, no escapa a esa deficiencia que parece congénita a un gobierno sin rumbo, y constituye la impronta de su incapacidad para confrontar a las organizaciones armadas ilegales, supuestamente comprometidas en negociaciones y ceses del fuego.

Lo acontecido en el Plateado y el secuestro del padre de Luis Díaz evidencian la sumisión del gobierno a los caprichos y voluntad del Emc y del Eln, que se tejió en una sucesión de actos hostiles, violentos y repetitivos durante la vigencia de ceses al fuego que, a todas luces, parecen obligar solamente a la Fuerza Pública. Así lo señala el informe de la MAPP/OEA que registra que los grupos armados “afianzaron su presencia y, en algunos casos, expandieron su control, generando desplazamientos, confinamientos, amenazas, homicidios, masacres, secuestros, y extorsiones en departamentos como Antioquia, Arauca, Cauca, Caquetá, Chocó, Meta, Nariño, Norte de Santander, Valle del Cauca y Putumayo.”

Mientras las organizaciones criminales se fortalecen, el gobierno se debilita con el creciente escepticismo ciudadano y experimenta deserciones en sus propios apoyos, como se evidencia en cartas y quejas de destacadas figuras de la izquierda y con los debates que miembros de la coalición de gobierno han venido adelantado contra el Comisionado de Paz, con los que han cuestionado el estatus político concedido al Emc, y que acentúan las sospechas de su incompetencia en el ejercicio de sus funciones.

Los avatares que han rodeado la intervención y penoso retiro de la Fuerza Pública del corregimiento del Plateado en el municipio de Argelia y las revelaciones que se han conocido sobre el secuestro del padre de Luis Díaz por el Eln, no solo evidencian la debilidad del gobierno frente a sus supuestos interlocutores en presumidas negociaciones de paz, sino también despiertan interrogantes que exigen respuestas.

En el caso de la mesa de negociación con el Emc, la suspensión unilateral de los diálogos es evidente prueba de su primacía en las tratativas que ellos reanudarán a su antojo, una vez sean complacidos por el gobierno.  La imbecilidad del secuestro del señor Díaz y la lentitud en confirmar el plagio y sus autores por parte del gobierno, sembró desconcierto y rumores de supuestos pagos a las arcas del Eln, que explicarían la tardanza de su liberación y el desparpajo de los elenos en la comisión de delitos de lesa humanidad, que por cierto obliga a la liberación de todos los que permanecen secuestrados como condición inamovible para reanudar el dialogo Insistir el Eln en su descarada justificación del secuestro como medio de financiación de una organización que combate y delinque en procura de los réditos del narcotráfico es inaceptable, y no autoriza los ceses del fuego concedidos en virtud de una condición política que ya no los caracterizaría, que tampoco es propia del Emc y del Clan del Golfo, y debe ser combatida sin descanso,

El resultado de las elecciones regionales debe ser entendido antes de que la ceguera ideológica y la violencia nos arrebaten nuestro futuro como nación.