hoy los nadie son alguien

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Cecilia Lopez Montaño

Cecilia Lopez Montaño

Columnista Invitada

e-mail: cecilia@cecilialopez.com



Es innegable, sí estamos viviendo un cambio histórico y entre más análisis se hacen es más evidente este quiebre en la vida de Colombia. En una sociedad dominada por un sector de derecha durante tantos años especialmente en las últimas dos décadas, la sorpresa de la vida para estos sectores es que aquellos que Francia Marquez sacó a la luz en este país, los nadie, ahora para muchos analistas explican el triunfo de Petro. La votación mayor de nuestra historia se consiguió gracias a esta voluntad, eso sí contra viento y marea, de una población que reconoció que era su momento. Le creyeron a la campaña, sin duda.
Muchos se preguntan de donde salieron los 3 millones de votos que le dieron el triunfo a Petro y la respuesta mas clara la dio Héctor Riveros en su entrevista en Caracol. Al mirar el mapa de votantes queda en clara evidencia que ese mapa se mantuvo o mejor se reforzó en la segunda vuelta. También se dio un mejoría en Antioquia, pero en general las costas Atlántica y Pacífica y los departamentos del sur del país apoyaron masivamente al hoy presidente electo. Es decir, el candidato Petro que cambió su estrategia concentró sus esfuerzos donde ya tenía apoyo y la respuesta se evidenció con el esfuerzo inmenso que se dio en esas regiones para acercar a los votantes a las mesas donde podían depositar su voto. La movilización que se dio en esas regiones dejó dos cosas en evidencia. Primero, esta democracia se enfrenta al aislamiento de amplísimos sectores de población que no tienen vías ni ningún tipo de infraestructura por lo cual se enfrentan a la imposibilidad de ejercer sus derechos. Segundo, conscientes de esa realidad se hicieron grades esfuerzos que las redes sociales recogieron con fotos de lanchas atravesando ríos llenos de personas y otros sectores buscando formas de financiar su movilización. Es decir, esta es una democracia sin forma fácil de ejercerla, pero una motivación inmensa llevó a crear las formas de cumplir con el voto.

Ese esfuerzo lo hicieron los nadie, esos sectores marginados a los que el país ha desconocido por décadas si no durante siglos. Y gracias a ellos a su compromiso con buscar la realización de un sueño, se dio gran parte del triunfo del hoy presidente electo. Esto no lo puede olvidar el gobierno que se posesionará el 7 de agosto y entonces se confirmaría que los nadie se volvieron los alguien. Este es el nuevo país en el cual la inclusión no solo será de aquellos que estarán en la oposición sino de la población que creyó que la historia de este país excluyente nunca les daría la posibilidad de jugar un papel crucial en un cambio histórico.

Llegó entonces la necesidad del compromiso ineludible del próximo gobierno gracias al cual por fin la igualdad de oportunidades se convierta ineludiblemente en una meta. Por lo que Francia Marquez representa, por lo que ha motivado a Gustavo Petro a levantarse cada vez que se da un golpe, no es posible postergar más ese compromiso de lograr enfrentar con decisión la inclusión de todos. Esa responsabilidad tendrá que convertirse en una verdadera realidad. Los nadie son hoy los alguien. Y no pueden dejar de serlo. 


Más Noticias de esta sección