496 años de historia…

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Santa Marta Dios te salve, ciudad dos veces santa por la gracia del nombre y la divina unción casi materna… comienzo con este pequeño fragmento del himno de la ciudad hispánica más antigua del país, un destino en el que la naturaleza, la aventura y los deportes náuticos se mezclan con el comercio, los restaurantes, la infraestructura y un factor económico que es muy determinante en la ciudad: el turismo como fuente de ingreso de muchas hogares y familias de la región. Y es que su ritmo se desborda con la experiencia que brinda: una Sierra Nevada que se encuentra con el mar, una cultura indígena ancestral, impactantes paisajes, contrastes naturales como es el corregimiento de Minca (Turismo Ecológico) la cual esta ubicada en las estribaciones de esa Sierra que tiene mucho por descubrir, a 15 km del centro de la ciudad y es la capital ecológica de ese entorno mágico y colorido.

Por eso hoy en sus 496 años de historia, Santa Marta tiene mucho lugares por explorar con sus ensenadas y playas de un hermoso azul transparente y terso que conlleva hacer un turismo responsable con el ecosistema, muchos atributos tiene esa perla como es conocida también por haber sido el lugar que nuestro libertador Simón Bolívar la escogiera para pasar sus ultimas días en el año de 1830 en una hacienda de nombre Quinta de San Pedro Alejandrino que en esa época se encontraba a las afueras de la ciudad; hoy en día es un museo con un baluarte y un patrimonio arquitectónico de la época que es exaltado por quienes la visita.

Destaco de mi tierra mágica su centro histórico conserva varias edificaciones, como lo es la Catedral Basílica de Santa Marta, con un sentido arquitectónico que la hace única a nivel latinoamericano y en cuyo interior reposan los restos del ilustre caballero Don Rodrigo de Bastidas, su fundador; también se encuentran: la Casa de la Aduana o el Claustro San Juan de Nepomuceno. Igualmente vale mencionar las edificaciones del Liceo Celedón y del Instituto Técnico Industrial, declaradas en el año de 1993 monumentos nacionales; la mayoría de esas edificaciones del Período Republicano, pero muchas otras han sido remplazadas por edificaciones modernas. Esa riqueza arquitectónica antigua la hace única en nuestro país.

Santa Marta además de ser esa ciudad mágica de muchos colores, es un puerto de importancia para el país, gracias a su ubicación geográfica pues posee un calado natural que beneficia el transcurso y los abordajes de los barcos, por ello es el puerto más profundo del continente americano y uno de los más seguros del mundo. Por los que muchas son las embarcaciones comerciales que llegan a la ciudad y contribuyen a la economía de la región y del país.

Hoy la ciudad mas antigua del país afronta muchos retos y diferentes problemáticas sociales en: educación, Infraestructura vial deficiente, salud pública con una atención de primer, segundo y tercer nivel deficientes; además con una pobreza extrema desbordante, inseguridad al limite como muchos territorios de Colombia después de esta pandemia que desnudo muchos de los problemas sociales que tienen los territorios hoy en día. Todas estas problemáticas deberían llevar a trabajar en equipo y sin odios - ni resentimientos marcados por la ineficiencia o errores que se cometieron en el pasado de uno o del otro, son muchos los motivos para que Santa Marta salga de muchos modelos atrasados que tiene; en nuestra ciudad hay que creer en los nuevos lideres empresariales  que pueden unificar esfuerzos para poder dar un giro de mentalidad en la generación de empleo a través de proyectos eficientes de inversión y de cooperación internacional  que ven a nuestra ciudad como un potencial a través del turismo como una fuente de desarrollo económico importante para la región y el país, potencializando esos modelos económicos, sociales y culturales a todas las escalas posibles.

Termino con una frase de un fragmento del himno en honor a nuestro fundador y a todos mis coterráneos… “Con que un día amparaste la trágica agonía, que en tu regazo soportara el hombre más grande de la América Latina, Dios te salve ciudad de cada día”. Felices 496 años de historia mi amada Santa Marta.



Más Noticias de esta sección