Innovación y región

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Saúl Herrera Henríquez

Saúl Herrera Henríquez

Columna: Opinión

e-mail: saulherrera.h@gmail.com



En esto del desarrollo regional, el cual no debemos perder de vista en nuestro departamento por aquello del contexto de integralidad, importa mucho el estudio de las estrategias de innovación encaminados a hallar en lo posible los fundamentos de un modelo, ojalá propio.
Que responda en conjunto a los intereses particulares del departamento. Incluir debe la innovación todo cuanto atañe a lo industrial y la alta tecnología, además de aquellas industrias en las que podamos llegar a especializarnos, tales como las relacionadas con productos, procesos y otras formas de innovación social mediante la vinculación de diversos actores tales como empresas, gobierno y universidades, entre otros muchos.

Impone lo dicho, -incrementar el conocimiento y la inteligencia como factores básicos del sistema, ya que son aspectos clave para el acceso y apropiación de la información, que alimenta la dinámica de la innovación, al permitir la transformación tecnológica y la modernización de los sectores de la economía; -interdependencia entre actores y recursos, esto es, empresas que conforman la estructura económica de una región, las universidades, el gobierno local, el mercado laboral, la comunidad, los emprendedores, la infraestructura y las fuentes de financiamiento, elementos que interactúan en un ambiente local, determinando el desempeño de la región en cuanto a generación de innovación, que a su a su vez es el motor del crecimiento y la productividad de las regiones, naturaleza dinámica del proceso de innovación.

No puede perderse de vista tampoco que un sistema local de innovación es un conjunto de instituciones distintas que de manera conjunta e individual contribuyen al desarrollo y difusión de tecnologías, de ahí la importancia de entender los determinantes del desempeño de un sistema local de innovación, importante ya que la reproducción de las experiencias con políticas de innovación se ha convertido en la panacea de una gran variedad de problemas en la verdad y claro resulta, que los contextos en los que se han implementado exitosamente estas políticas contienen factores específicos que constituyen áreas de oportunidad para la acción y que no deben aislarse por tanto lecciones sin contextos.

Interesa igualmente entender que la economía informacional aumenta la integración entre redes regionales y globales, ya que es paradoja del siglo XX que, ante una economía global, las regiones y las ciudades se vuelven cada vez más importantes, aun y cuando tienen menos poder que los gobiernos nacionales y siempre están en constante competencia, todo lo cual por cuanto las regiones poseen enormes ventajas para competir a nivel global, derivadas de una mayor flexibilidad para adaptarse a las condiciones cambiantes que a nivel nacional sólo pueden abordarse de manera rezagada y con penosos esfuerzos.

Las estrategias basadas en alta tecnología no son viables para todas las regiones; y para incrementar la innovación en empresas regionales no se requiere necesariamente construir un complejo de investigación, al estilo de los tecnopolos o los parques científicos; de aquí la importancia de los sistemas locales de innovación, en lo que necesario es señalar que no se ha olvidado la lección de prevenir la creación de una “receta” ciega a contextos temporales y espaciales, sino fomentar condiciones críticas y complementarias para el conocimiento y la innovación, como son imaginación, creatividad y capacidad analítica.


Más Noticias de esta sección

Publicidad