Asesinan el Rock

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Amed Zawady Leal

Amed Zawady Leal

Columna: Opinión

e-mail: amedzawadyleal@hotmail.com



Esto debió ser escrito días atrás, pero hechos como este trascienden las fechas.  Podría ser publicado cualquier día y tendría igual vigencia.  

En un aciago momento para millones de terrícolas la noche del 08 de diciembre de 1980, intentando asesinar el rock, un perturbado (?) descargó 5 balas recortadas sobre la humanidad de John Lennon cuatro destrozaron el corazón y los pulmones del hombre que había creado los Beatles y años después, en el apogeo de su carrera musical, se había trenzado en una dura batalla por la paz y el retiro de los EEUU de Vietnam. Un sólo disparo hubiera sido suficiente. El asesino David Chapman justificó su conducta con una asombrosa declaración horas después: "John era muy grande para este mundo de m..."

Acabaron con su vida física, pero su legado lleno de paz y amor alcanzó la eternidad. Sus canciones portadoras de un mensaje de libertad e igualdad tercamente siguen escuchándose y cada día adquieren más y más vigencia, actualidad y fuerza; imaginó una humanidad viviendo de instante en instante en un mundo igualitario. Se declaró un soñador, pero se sintió acompañado por muchos más que también creían que los sueños son el preludio de la realidad; que finalmente se impondría la cordura sobre la insensatez y se unirían todas las razas en una lucha heroica por alcanzar la felicidad para todos. No fue  un ingenuo, su inteligencia era la de aquellos que están en capacidad de vislumbrar el futuro viviendo en un eterno ahora. 

Estaba destinado a trascender su condición de Beatle para convertirse en un ciudadano del universo; tuvo que trasegar por caminos no muy sanctos; en oportunidades parecía dueño de una personalidad ácida y despiadada, pero como una semilla que finalmente alcanza el nivel de árbol se sobrepuso a la oscuridad, no sin un gran esfuerzo, lo que lo llevo a despreciar la fama y el dinero para convertirse en un competente niñero. Aprendió el oficio en la tranquilidad del central Park hasta que su deber lo llamó a la cita con la muerte cuando regresaba a su hogar después de un arduo y agitado día de despedida. Horas antes con su acostumbrada mordacidad había declarado en una entrevista, la última, que se sentía seguro en N.Y. 

Con sus entrañables amigos Paul, George y Ringo cambió la historia de la música porque, además, a su natural condición de entretenimiento le agregó sentido y significado. Oír una canción de John es como recordar que pertenecemos a la raza humana, es ser consciente de nuestras miserias, pero comprender, también, que en nuestro mundo interior existe una infinidad de posibilidades para ser feliz. Así, aquel diciembre de 1980 a todos los amantes del Rock nos dispararon cinco mortales balazos. Nadie sobrevivió. 

Quizá soñamos que estamos vivos....



Más Noticias de esta sección

Publicidad