La cultura después del coronavirus

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

José Vanegas Mejía

José Vanegas Mejía

Columna: Acotaciones de los Viernes

e-mail: jose.vanegasmejia@yahoo.es



En mi libro “El comentario de textos” menciono dos casos trágicos que dieron origen a la escritura de obras literarias. Se trata de novelas de carácter regional. “El pez en el espejo” gira en torno al asesinato de una prestante familia en Barranquilla, hace varias décadas. De igual manera, dos periodistas colombianos pusieron en circulación la novela “Diomedes, el cacique y la difunta” en clara alusión a un doloroso hecho que conmocionó a la sociedad colombiana y en particular al mundo de la farándula.

El párrafo anterior nos sirve de introducción para destacar cómo un acontecimiento extraordinario puede convertirse en fuente para la producción de obras literarias y de películas. Siempre ha sido así. Por eso, después de la Primera Guerra Mundial (llamada la Gran Guerra) se hicieron famosas las películas “Sin novedad en el frente” (1930), merecedora de dos premios Oscar y “Adiós a las armas” (1932), basada en la novela de Ernest Hemingway. Las repercusiones de este conflicto bélico continuaron en otras películas como “La reina de África” (1951), “Senderos de gloria” (1957) y “Johnny cogió su fusil” (1971). Son películas “con olor a pólvora”.

En los Estados Unidos, después de la “Gran depresión” económica y la restricción al contrabando de licores, el ambiente fue propicio para la aparición de novelas y películas relacionadas con las infracciones a las medidas tomadas por el gobierno estadounidense. Sin ese fenómeno social nos habríamos perdido de películas como “El padrino” y “El padrino II” además de las andanzas de Al Capone, John Dillinger, la familia Corleone y otros mafiosos de los Estados Unidos. Inolvidables también son las aventuras delincuenciales de Bonnie y Clyde. Todas estas obras, en novelas y películas, muestran las relaciones que guarda el arte narrativo con la sociedad.

Por su parte, la Segunda Guerra Mundial llenó las pantallas de cine con famosas películas; algunas de ellas son: “Casablanca” (1942), “El puente sobre el río Kwai” (1957), “Los cañones de Navarone” (1961), “La gran evasión” (1963), “¿Arde París?” (1964), “Doce del patíbulo (1967), “¡Tora! ¡Tora! ¡Tora!” (1970), “Stalingrado” (1993), “Salvar al soldado Ryan” (1998), “Pearl Harbor” (2001), “Cartas desde Iwo Jima” (2006), “Valkiria” (2008), “Hasta el último hombre” (2016), “Dunkerque” (2017). En algunas películas se destaca el drama de la población civil más que los fieros combates. Tales son los casos de “Dos mujeres” (1960), “La lista de Schindler” (1993), “La vida es bella” (1997) y “El pianista” (2002). Pero los recuerdos de la Segunda Guerra Mundial no quedaron plasmados solo en esas películas y novelas: “Treblinka” es una novela testimonial de los padecimientos de víctimas llevadas a los campos de concentración y hornos de cremación de los nazis. “Armagedón” nos resume gran parte de la cronología de esa terrible guerra.

Una vez terminado el conflicto, en el período de la ‘Guerra fría’ proliferaron las novelas de espionaje con adaptaciones para el cine. Apareció entonces un escritor que había sido funcionario diplomático del gobierno británico por muchos años: Ian Fleming. Su ingenio para crear historias de intrigas internacionales lo llevó a inventar un personaje ideal para el tema de espionaje: James Bond, el Agente 007, “con licencia para matar”. Es, sin duda, el referente más conocido para la generación actual.

A manera de conclusión: Estamos en medio de una pandemia que nos cambiará la vida. En las próximas décadas conoceremos qué ha pasado durante este período en el mundo. También habrá invenciones, muchas de ellas producto del confinamiento y las restricciones que nunca habíamos padecido. Lo cierto es que la avalancha de testimonios que nos espera, en obras literarias, películas y otras manifestaciones del arte no tendrá precedentes. Sin embargo, todo lo que se nos diga mañana lo estamos viviendo hoy.


Más Noticias de esta sección

Publicidad