Gibraltar e Irlanda frente al Brexit

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Wilfrido De la Hoz

Wilfrido De la Hoz

Columna: Opinión

e-mail: wilfridodelahoz@gmail.com

Mucho se ha escrito sobre el Brexit. Muchos también se preguntan ¿de qué manera le sirve eso a Colombia? Bueno, de pronto todavía no alcanzamos a medir su efecto sobre nuestro país, pero quizás lo tenga más adelante.

No obstante, la mayoría de las personas entienden que el Brexit significa que Gran Bretaña con Inglaterra, Escocia, Gales y otros países pertenecientes al Reino Unido abandonaron la Unión Europea, la cual antes se llamó Comunidad Económica Europea, CEE y a la que pertenecía desde hace más de cuarenta años.

La CEE nació en 1957, pero en 1993 cuando se formó la Unión Europea se incorporó a ella y pasó a llamarse Comunidad Europea CE; más tarde en 2009 las instituciones de la CE fueron absorbidas por el entramado institucional de la Unión Europea, dejando la comunidad de existir, para llamarse Unión Europea.
Es importante señalar que en la isla de Irlanda hay dos naciones; la Irlanda del Norte (del Reino Unido) y la República de Irlanda (país de la Unión Europea). También se presenta una situación conflictiva con Gibraltar, territorio británico de ultramar, ubicado al suroeste de España. Allí, se establecieron primero los moros en la Edad Media, luego perteneció a España y fue cedido a los británicos en 1713.

Estados Unidos fue uno de los países que, en un principio impulsó la conformación de la CEE con el propósito de que Gran Bretaña gobernara la gestión económica y política de la comunidad, pero GB nunca accedió a ese propósito, porque aunque alegaba causas económicas escondía una línea delgada de no ceder autonomía al resto de países de la comunidad, lo que a la postre sucedió con el Brexit.

La misión básica de la UE es promover, mediante el establecimiento de un Mercado Común y la progresiva aproximación de las políticas económicas de los Estados miembros, un desarrollo armonioso de las actividades económicas, en el conjunto de la Comunidad; una expansión continua y equilibrada, una estabilidad creciente, una elevación acelerada del nivel de vida y relaciones más estrechas entre los Estados que la integran.

Ahora con 27 miembros, los Estados Unidos mantiene una gran expectativa de establecer o actualizar tratados de libre comercio con la nueva Gran Bretaña, cuando ésta recobre su estructura económica y política-administrativa frente a los demás países del mundo incluidos los del bloque de la restante UE.

Con el crecimiento económico de Alemania; la intransigencia de Francia, en materia comercial, más la aproximación de otros miembros de UE hacia las estrategias industriales y comerciales de China y Japón; los Estados Unidos mira con buenos ojos el Brexit. Aunque durante el período de transición Gran Bretaña permanezca en la unión aduanera y en el mercado único.

Durante años, mucho se ha hablado sobre la llamada “relación especial” entre el Reino Unido y Estados Unidos. Los dos países son históricos aliados y comparten valores, historia e idioma. Pero ambos países también discutieron en ocasiones, sobre todo por la invasión del Suez y la Guerra de Vietnam. A los escolares estadounidenses se les recuerda que fueron los británicos quienes colonizaron el territorio norteamericano.

Colombianos, estudiosos de la situación europea, conceptúan que lo más probable es que este cambio sí genere impactos en el país, porque el comercio de Colombia con el Reino Unido se rige por el TLC con la Unión Europea y estas condiciones quedan a la expectativa. Sobre los productos que llegan desde el Reino Unido explican que “hay que revisar si se les aplicarían las mismas condiciones que hoy tienen los que llegan de la Unión Europea o si las autoridades nacionales toman la decisión de proteger algunos sectores de la producción nacional frente a las importaciones de ese territorio”.

Más Noticias de esta sección

Publicidad