Invitación literaria

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Eimar Pérez Bolaños

Eimar Pérez Bolaños

Columna: Opinión

e-mail: eimar.perez@unad.edu.co
Después de leer las primeras 436 páginas de Crimen y Castigo del dramaturgo ruso Dostoievski y aun faltando algunas para terminar, siento que he cumplido con un propósito personal dividido en dos partes.
El primero era acercarme a un clásico de la literatura influyente en el desarrollo del pensamiento contemporáneo. El segundo objetivo al estilo nietzscheano era “oxigenar” y “recrear” otras lecturas de filosofía que son centro de mi interés, sobre todo aquellas nacientes reinterpretaciones del mundo en que vivimos.
Sin embargo, lo que pretendo en este espacio es hacer un balance preliminar de esta mágica experiencia, que para mí era un “ajuste de cuentas” con la literatura clásica. Por tanto, ya en un porcentaje alto de la lectura del libro en referencia, no puedo menos que hacer un pronunciamiento al respecto. Es decir, describir la percepción que he tenido hasta el momento frente a la obra citada. Es así que, en principio, ya el mismo título desde hace algunos años me resultaba insinuante. Claro está, no menos que la biografía de su autor y las circunstancias de sus personajes.
Por otra parte, ya inmerso en la obra, me ha parecido llamativo la forma descriptiva que utiliza Dostoievski para detallar cada contexto, hasta el punto que transporta a imaginar cada personaje y caracterizarlos de acuerdo a lo leído. No obstante, y sin quedarse en la mera literalidad de la historia que se presenta, también se observa la gran influencia que ejerce este dramaturgo ruso en el pensamiento político, en cuanto a la descripción relacional del desarrollo socioeconómico en algunos países europeos de la época (Francia, Alemania y Rusia); en lo filosófico, observo una reflexión constante frente a la existencia y la relación del hombre con el mundo en general y desde las ciencias jurídicas, toda la descripción argumentativa y la lógica utilizada por los abogados de la época.
También, considero que el mensaje de Dostoievski invita a la reflexión ética y moral, evidenciadas en cada acción de los personajes de los que se vale el literato y que son análogas a situaciones en las sociedades actuales. En la cuestión del tiempo y espacio, observo que los hechos descritos por el autor suceden en un lapso corto, tanto así que las páginas leídas se desarrollan en una semana como máximo, pero el autor es reiterativo en escenas y circunstancias que hace al lector interesarse en cada detalle narrado.
Otra de las particularidades puestas en escena dentro de crimen y castigo, tiene que ver con las personas que representan la realidad que nos quiere mostrar Dostoievski, la cual no es más que aquellas circunstancias que alberga la mitad del siglo XIX desde distintos puntos de vista, como el social, político, económico y también la exaltación de un tipo de pensamiento guiado por la avaricia, el poder de las normas establecidas y que el dramaturgo resalta asiduamente. Dentro de este caracterizo las condiciones adversas, el sufrimiento humano en general, enfermedades amenazantes, el rol de la autoridad militar y judicial en el accionar de las personas, la zozobra, la reflexión constante del personaje principal y todo el contexto a su alrededor.
Para terminar, no cabe duda que el pensador ruso es una fuente importante para la comprensión de la filosofía existencialista y vitalista ulterior. Además, la reducción interpretativa de este balance inicial no es más que invitación para la exploración particular de cada uno. También quiero destacar que la literatura resulta fascinante, en la medida en que no son circunstancias aisladas de la realidad, sino más bien una descripción directa de esta, que al fin y al cabo es su punto más imprescindible.

Más Noticias de esta sección

Publicidad