Electricaribe: Generadora de conflictos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Jairo Franco Salas

Jairo Franco Salas

Columna: Opinión

e-mail: jairofrancos@hotmail.com

Para nadie es un secreto que la Costa Caribe padece la más aguda crisis en materia de servicios públicos, especialmente en energía eléctrica, suministrada por la empresa Electricaribe S.A.; razón por la cual se viene originando una oleada de protestas que involucra a todos los estratos sociales.

 

El meollo del asunto se fundamenta en la posición adversa que ha consolidado a esta empresa y lo más desastroso es que existe una estrecha visión del usuario para reclamar con justa razón los derechos que le corresponde en cuanto a la prestación del servicio de energía inadecuado e insuficiente. Falencias estas ilustrativas que urgen con inmediatez construir alternativas a sumar apoyo porque de lo contrario podría decirse que a raíz de este episodio de confrontación: Comunidad vs Electricaribe, es sin lugar a equívocos causante de conflictos.

Ante esta innegable realidad se necesita sensibilizar con opción de integración regional donde la convocatoria social tenga un verdadero impacto que origine resultados concretos hacia la materialización de soluciones; no es hablar por hablar, ni protestar por protestar, puesto que así no vamos a llegar a ninguna parte; es probar la situación reflejada en la precaria prestación del servicio eléctrico que conlleva a apagones constantes, transformadores obsoletos, cables en mal estado y lo peor, el alza desmesurada de las tarifas que según lo aprobado por el Gobierno Nacional a través de la Creg, llegan hasta 3 mil pesos el aumento de los precios que incluye del estrato 1 al 6. Siendo el comercio y la industria los más afectados ¿Ante este descomunal fiasco, que inversionista se atreverá a montar una empresa en la Costa?

Ante estas irregularidades ha sido notorio y evidente de congresistas, diputados, gobernadores, alcaldes, concejales, ediles, vocales de control y desde luego la comunidad afectada quienes se han pronunciado a través de los medios de comunicación y otras formas de expresión en aras de encontrar solución a este magno problema que el Gobierno nacional ha tratado de manera indiferente, indiferencia que ha causado malestar, que se materializa en comentarios callejeros, reuniones de salón donde se anuncian plantones a nivel distrital y departamental;  en varias ciudades de la costa, ya ha sucedido.

Inmediatamente esto se cristalice se necesita protección frente a eventuales desbordes del comportamiento colectivo; en esta caso, los medios de comunicación deben constituirse en vehículos de la verdad y la objetividad, porque por desgracia estos están al servicio de los que más pueden con excepción de algunos.  El ciudadano de a pie tiene derecho a una postura ideológica y política que lo predispone a la movilización, con todo el derecho dentro del marco de la legitimidad; ese ciudadano solo espera que se le cumpla cuanto antes el contrato a esta empresa.

Debemos explorar diversos caminos en las perspectivas de un acuerdo que implique soluciones de verdad, no más equívocos políticos amparados por el Estado que desmejoran el tejido social. Necesitamos actuar con voluntad férrea y firme convicción. Todos debemos crearnos estrategias de convergencia, tramitar una nueva propuesta para encontrar solución.

En síntesis lo que sucede hoy, Electricaribe Comunidad Costa Caribe no es más que una aberración deliberada del gobierno, es un ejemplo del fracaso por parte de la justicia colombiana donde pone a prueba su absoluta ineptitud.

En esta columna periodística hacemos énfasis en el papel de los medios de comunicaciones, dentro de la estructura político - social del país; motivo por el cual los medios y su compromiso con la democracia requieren de prácticas informativas  capaces de fiscalizar al Estado y corregir las tendencias autoritarias del actual gobierno a través de la Creg.

Más Noticias de esta sección

Publicidad