“Una visión sin acción no es más que un sueño”: César Riascos

César Riascos Noguera, presidente de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena.

Personajes
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El representante del sector empresarial en la región está convencido del enorme potencial económico de la ciudad y el departamento, sin embargo, advierte que para poder aprovecharlo se requiere inaplazablemente del trabajo en conjunto de todos los sectores de la sociedad.

Por: Daniela A. García Gómez
Redacción EL INFORMADOR
Foto: Edgar Fuentes

Aunque nació en Bogotá, César Riascos Noguera se siente tan samario como El Morro. Su amor por la ciudad queda en evidencia en la pasión con la que habla de las riquezas y del potencial de la capital del Magdalena.

Quizás fue ese amor por ‘La Perla’ el que lo llevó a postularse en 2012 a la presidencia de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena, cargo que consiguió y desde el que promueve iniciativas de desarrollo para la capital y la región.

Fue elegido por la junta directiva de la institución y asumió el 1 de julio de 2012. Asegura que desde entonces se ha enfocado en transformar a la cámara, para que más que un ente gremial, sea una agencia de desarrollo regional.

Riascos Noguera es abogado con especializaciones en Derecho Comercial y Derecho del Medio Ambiente. Antes de llegar la presidencia de la organización gremial acumuló experiencias tanto en el sector público como en el privado.

Fue abogado de contratación de la empresa Acueducto de Bogotá, contralor auxiliar también en la capital del país y secretario de Gobierno de Santa Marta durante tres años y cuatro meses en la administración de Juan Pablo Díaz Granados.

“Los pasos que he tenido en el sector público han sido muy técnicos, nunca he tenido vinculación política de ninguna naturaleza, sin perjuicio de que si tengo mis ideologías políticas”, aclara el abogado.

En el sector privado, tiene experiencia en el manejo de empresas familiares principalmente en Santa Marta, entre ellas en el sector bananero y en la industria de licores.

Es el octavo de los nueve hijos del matrimonio conformado por Alfredo Riascos Labarcés, cienaguero, y Lourdes Noguera de Riascos, samaria. Fue el traslado de su familia a la capital del país lo que hizo que él y su hermano menor nacieran fuera de Santa Marta.



EL INFORMADOR (EI): ¿Cuáles considera que han sido sus logros como presidente de la Cámara de Comercio de Santa Marta?

César Riascos Noguera (CRN): “Recibí una cámara de comercio con un gran reconocimiento y posicionamiento en 2012, pero había que transformarla y ajustarla a las nuevas tendencias, no solamente de los roles que juegan las cámaras de comercio en el territorio nacional, sino a repensar un poquito su estrategia y su papel dentro del contexto regional”.

“Iniciamos un proceso de transformación que se soportó en la revisión completa del esquema organizacional, entendiéndonos más como una agencia de desarrollo que como un ente gremial, sin perjuicio, por supuesto, de que por ley estamos definidos como un ente gremial. Esto implicaba que teníamos que fortalecer muchísimo todo lo que tenía que ver con la promoción del desarrollo empresarial y contribuir obviamente con el desarrollo regional, entendiéndonos como un centro integrador, dinamizador y articulador de lo público con lo privado y de lo público con lo público”.

EI: ¿La integración de lo público con lo público es un reto en un escenario como el de Santa Marta?

CRN: “No es un proceso fácil. Siempre hablamos de la articulación público- privada, pero también es necesaria una articulación pública-pública, que es muy complicada. La articulación privada-privada tampoco es fácil. Pero estamos haciendo propuestas y mostrando siempre la importancia de que los propósitos superiores de la ciudad y el departamento deben estar por encima de las diferencias políticas, personales, sociales y económicas. Las diferencias políticas son naturales en una democracia, pero se deben dar en los procesos electorales, después de los procesos electorales lo que debe prevalecer son los propósitos superiores”.

EI: ¿Tras seis años y medio al frente de la cámara cuáles son sus retos?

CRN: “La articulación público-privada sigue siendo uno de nuestros objetivos fundamentales, sobre el cual venimos trabajando arduamente. Hemos querido rescatar y dinamizar la Comisión Regional de Competitividad del Magdalena, que cuenta con un plan elaborado en 2010, el cual se ha venido actualizando, pero por la ausencia de un dialogo público-privado sostenido no ha sido fácil de impulsar. Sobre eso ha sido nuestro discurso coherente durante estos seis años y medio, haciendo un llamado a que nos unamos en nuestros propósitos superiores y trabajemos de la mano en los necesarios e inaplazables proyectos”.

EI: ¿En qué urge trabajar?

CRN: “En los proyectos que apunten a la superación de la pobreza. Debemos trabajar por un territorio con las condiciones competitivas adecuadas para atraer inversión, porque si algo tenemos, y no hemos sabido poner en valor adecuadamente, son las ventajas comparativas del territorio, que son distintas a las ventajas competitivas. Las ventajas comparativas del territorio son el entorno espectacular que nos da la naturaleza en la Sierra Nevada; el puerto de Santa Marta con aguas profundas que no requiere calado, el único del país al que le llega el tren al muelle; el microclima que es propicio para el turismo de bienestar y las condiciones de que los vientos alisios entren por La Guajira, choquen con la Sierra Nevada y la brisa sople de la montaña hacia el mar, que hace que las condiciones sean muy propicias para industrias como la metalúrgica, que no las tenemos actualmente”.

EI: ¿Qué se ha hecho desde la cámara de comercio para atraer inversión a Santa Marta?

CRN: “Uno de los grandes propósitos que nos hemos fijado y en el que hemos avanzado es en la creación de la Agencia de Promoción de inversiones de Santa Marta. La iniciativa que nació en esta cámara, que se impulsó y que derivó en la creación de la Corporación Invest In Santa Marta, está siendo apoyada por cuatro importantes empresas del Magdalena, con la alcaldía distrital y la cámara de comercio, y es a través de la cual se debe diseñar una estrategia que apunte a atraer nueva inversión a nuestra ciudad, nacional o extranjera”.

EI: Desde hace años se habla del potencial de la ciudad y el departamento, ¿qué hace falta para empezar a hablar de desarrollo?

CRN: “Ha habido esfuerzos aislados que no se han sostenido; las buenas intensiones siempre han existido. Hay coincidencia absoluta sobre lo que no se ha hecho y sobre lo que hay que hacer, pero una visión sin acción no es más que un sueño, si no ponemos en marcha todas esas iniciativas de manera articulada y concertada, va a ser muy difícil sacarlas adelante. Santa Marta tiene muchísimas ventajas comparativas, pero hay que seguir trabajando en las competitivas. Por ejemplo, el departamento del Magdalena ocupa uno de los últimos puestos en el Índice Nacional de Competitividad, un indicador que no es fácil de mover en el corto plazo, pero si hay una estrategia a largo plazo, que no se corte en cada cambio de gobierno, pues es mucho más fácil sacarla adelante”.

“Hemos visto experiencias exitosas en otros territorios, en donde independientemente de que haya un cambio de gobierno se les da continuidad a los proyectos y salen adelante, esto aunque sea un grupo político diferente el que entre a gobernar. Es un tema cultural complejo y tal vez ahí esté uno de nuestros grandes desafíos”.

EI: Los cambios culturales no son nada fáciles…

CRN: “Un cambio de actitud es indispensable para el territorio. La actitud es un factor fundamental en la competitividad. Aquí tenemos que vencer esa apatía y esa indiferencia por parte de los sectores empresariales frente a los asuntos públicos, de territorio y de ciudad; hay que vencer la apatía y el individualismo que nos castigan muchísimo. Siempre destaco que el principal reto es un cambio cultural, de actitud en nuestras distintas instancias, tanto en lo público como en lo privado. Nuestro discurso ha sido coherente en esa invitación a que nos unamos por encima de las diferencias. Las comparaciones son odiosas, pero hay ejemplos de que donde se ha activado y mantenido el dialogo, los resultados han sido evidentes”.

EI: ¿Por ejemplo?

CRN: “Nuestra vecina, Barranquilla, una ciudad con un empuje y desarrollo económico evidentes. Allá existen enormes diferencias políticas, no solo entre los entes territoriales, sino también en las bancadas parlamentarias y los sectores empresariales, pero han sabido encontrar puntos de coincidencia, y una cosa muy importante: lavan los trapos sucios en casa. Aquí es todo lo contrario, lavan los trapos sucios para que todo el país se entere de que tenemos diferencias y problemas, eso nos hace un gran daño”.

EI: ¿No se vende bien el nombre de la ciudad y el departamento?

CRN: “El eslogan de la ciudad hoy es ‘Santa Marta, naturalmente mágica’, y el del departamento ‘Magdalena, territorio de paz’, pero eso no lo hemos sabido vender o visibilizar. Eso es algo que no se improvisa, hay que tener una estrategia clara, tener el foco de qué es lo que realmente se quiere atraer. Eso desde la Agencia de Promoción de Inversiones se está construyendo, desarrollando hasta donde se puede, con las limitaciones que se tienen, que son muy grandes”.



EI: ¿Qué tipo de limitaciones?

CRN: “Se necesitan recursos, disponibilidad financiera. Son cuatro empresas aportando, la cámara de comercio y la alcaldía, pero se necesitan muchos más actores, que indirectamente se verán beneficiados; si atraemos inversión vamos a generar empleo y, por supuesto, vamos a tener un crecimiento económico que se verá reflejado en el ente territorial vía Impuestos por Industria y Comercio, generando un círculo virtuoso. Debemos pensar siempre en el mediano y largo plazo, si pensamos en el corto plazo difícilmente vamos a salir de este rezago y subdesarrollo que nos afecta tanto y que se refleja en la informalidad, en los problemas sociales, en la pobreza”.

EI: ¿A su juicio qué obras le urgen a la ciudad o el departamento?

CRN: “La posición geográfica de la ciudad es fundamental, por eso nuestra insistencia de que hay que internacionalizar al aeropuerto, sobre lo que ya se están dando alguno pasos, para poder tener un terminal de carga aérea. Tenemos el aeropuerto más cercano a Miami, a tan solo dos horas y media, la carga que se podría movilizar vía aérea desde el aeropuerto de Santa Marta es de unas ventajas competitivas enormes, pero para eso necesitamos la pista”.

“También nos preocupa mucho la doble calzada Tasajera-Palermo, una obra urgente sobre la que escuchamos a la ministra de Transporte recientemente decir que no hay recursos para el proyecto, que tiene que pensarse en otras alternativas como habilitar la vía Fundación, Pivijay, Salamina, que toma la vía de la Prosperidad, o atravesar el Atlántico, obras necesarias y que están trazadas hace muchos años, pero que irían en detrimento del puerto de Santa Marta, de su competitividad, porque estarían desviando mucha carga hacia los terminales de Barranquilla y Cartagena. Si a eso se le suma que también está congelada en este momento la doble calzada Bosconia-Ye de Ciénaga, lo que nos estamos es aislando, alejándonos del propósito de integración regional que tanto necesitamos”.

EI: ¿Usted ha dicho que nunca ha tenido vinculaciones políticas, pero a futuro podría tener alguna aspiración?

CRN: “Yo estoy concentrado en lo que sigo haciendo, soy más del sector privado. Vengo realizando un trabajo que, considero, aun no ha culminado al frente de la cámara de comercio, aunque he avanzado mucho en lo que me propuse hace seis años”.

EI: ¿Eso incluye la nueva sede de la cámara?

CRN: “Ese fue un propósito que nos fijamos cuando llegamos a la cámara de comercio y hoy, con mucha satisfacción, lo estamos viendo: una nueva sede principal. Pero también hay otro tema, y es que la cámara estaba muy pasiva, por eso quisimos hacer más presencia en los municipios del departamento del Magdalena que son de nuestra jurisdicción, sectores empresariales que estaban completamente desatendidos. Tenemos actualmente cuatro sedes: en Ciénaga, Fundación, Plato y el Banco, que igualmente atienden a otros municipios circunvecinos. En las sedes prestamos servicios de acompañamiento al empresariado, al emprendimiento, que es fundamental”.

EI: Hay muchos emprendimientos, ¿pero cuántos terminan siendo exitosos?

CRN: “En la Secretaría Técnica de la Red de Emprendimiento del Magdalena encontramos que se medían los emprendimientos cuantitativamente, pero no cualitativamente. No basta decir que hay tres mil emprendedores, sino cuántos de ellos están facturando o se sostienen. Uno de cada 10 emprendimientos sale adelante después del quinto año, eso es muy bajito. Si nosotros comparamos el número de creación de empresas o de inscripción en el Registro Mercantil, tanto de personas jurídicas como de personas naturales, estamos muy por encima de la media nacional, es decir, se están creando muchas empresas. La pregunta es qué está pasando con ellas, porque igualmente medimos la mortalidad empresarial, un término que a mí no me agrada mucho, pero que considera cuántas empresas que se inscribieron o renovaron su matrícula mercantil en un año determinado y no la renovaron al año siguiente, eso está por encima de 55 por ciento”.



EI: ¿Qué han hecho frente a eso?

CRN: “No ser una cámara pasiva de oficina, sino una cámara agresiva en trabajo de campo. Hemos creado brigadas de formalización, de renovación, que han recorrido todo el territorio, identificando que está pasando con las empresas. Hoy contamos con una información supremamente valiosa que hemos puesto a disposición de la alcaldía distrital y que, por supuesto, hace parte de nuestra data empresarial. Recorrimos calle a calle, barrio a barrio, toda la ciudad y tenemos un mapa totalmente georeferenciado”.

EI: ¿Cuándo se estrenará la nueva sede de la cámara?

CRN: “Hicimos un esfuerzo muy grande en materia financiera, nos comprometimos mucho, pero con mucha satisfacción. Esperamos cinco años para reunir las condiciones para emprender este proyecto que estará listo en abril de 2019. Teníamos que darle la imagen y las condiciones propicias a la cámara de comercio, que es la casa de los empresarios y tenemos que brindar todas las comodidades y servicios a nuestros empresarios. Hemos trasformado radicalmente a la cámara en materia tecnológica, virtualizando completamente nuestros tramites, tenemos apuntado estar a finales de 2019 cero papel, eso también ha implicado un esfuerzo financiero”.

EI: ¿Sigue visualizándose al frente de la

cámara pese al próximo cambio de junta directiva?
CRN: “Yo estoy cumpliendo mi tarea, pero me debo a una junta directiva, que es la que tiene las competencias para elegir al presidente ejecutivo de la cámara. Yo me siento perfectamente satisfecho con los indicadores corporativos y estratégicos que venimos reportando y cumpliendo en los últimos años. El 6 de diciembre son las elecciones de junta directiva, de seis de los nueve miembros por parte de los afiliados a la cámara, los otros tres son delegados por la Presidencia de la República”.

EI: ¿Cuando no está al frente de la cámara qué hace?

CRN: “Leo mucho, soy aficionado a la lectura, y estar en casa y compartir con la familia. Leo mucho de temas de actualidad en materia empresarial, política y económica. También leo mucho sobre derecho, me apasiona aunque no lo he ejercido como litigante, sino como consultor”.


EI: ¿Cómo sueña a la ciudad?

CRN: “Como una ciudad en la que todos estemos en la misma dirección, como una ciudad ordenada, como una ciudad en la que haya cultura ciudadana. La cultura ciudadana es fundamental para cualquier desarrollo”.



Escrito por:
Autor: Arnol Sarmiento Cueva

Más Noticias de esta sección

Publicidad