Justicia Panameña condena a 10 años a David Murcia

Murcia Guzmán tenía planeado establecerse también en México, Perú y Brasil antes de ser detenido en Panamá.

Judiciales - Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


DMG además de Colombia tuvo sucursales en Panamá, Venezuela y Ecuador, pero fueron intervenidas por los respectivos Gobiernos.

Ciudad de Panamá (EFE).- Un juzgado de Panamá condenó a 10 años de prisión al colombiano David Murcia Guzmán por el delito de "captación de manera masiva y habitual de recursos económicos del público sin autorización competente", en un caso de "pirámides ilegales" que se remonta a 2008, informaron este viernes fuentes judiciales.

Murcia Guzmán, fundador del grupo DMG, fue detenido el 17 de noviembre de 2008 en Panamá y deportado a Colombia 2 días después de la intervención de las autoridades a su conglomerado de empresas en Colombia que captaba dinero a través de tarjetas prepago.

Posteriormente fue trasladado a Estados Unidos, donde cumplió una condena por blanqueo de dinero procedente del narcotráfico, tras lo cual fue deportado a Colombia, donde en 2009 fue sentenciado a 30 años de cárcel al ser hallado "responsable de lavado de activos y captación masiva y habitual de dineros del público" en ese país.

El Ministerio Público (MP, Fiscalía) informó este viernes que además de a Murcia Guzmán, el juez tercero liquidador adjunto de causas penales del Primer Circuito Judicial de Panamá, Fernando Basurto, condenó a 10 años de cárcel al panameño Ernesto Chong Coronado.

Este caso, que data de 2008, "guarda relación con las pirámides ilegales de captación de dinero", dijo asimismo un comunicado del Órgano Judicial.

De acuerdo con la información difundida entonces, la red de Murcia Guzmán captó a unas 780 personas en Panamá, cuyas pérdidas en el negocio piramidal rondan los 3,5 millones de dólares.

En diciembre de 2010, la Fiscalía de Panamá subastó por 600.100 dólares el yate de lujo confiscado a Murcia Guzmán, dinero que iba a destinarse a resarcir a las personas afectadas por el colombiano.

Entre los bienes decomisados a Murcia y a sus empresas figuran también 10 automóviles, la mayoría de lujo, 2 apartamentos y 3 motocicletas, además de 1,3 millones de dólares depositados en la banca panameña.

La Fiscalía colombiana informó en su momento que encontró en los discos duros de las computadoras de la compañía DMG información que demostró que manejaba una doble contabilidad y que la firma captó, solamente en 2007 y 2008, un total de 2.140 millones de dólares y que "gran parte del flujo de capital de la firma venía de sus aportantes".