Embajador Pablo Enrique Arrieta, un ejemplo para Santa Ana exaltado en evento académico

Pablo Enrique Arrieta Lara, cuando era Cónsul General en San Cristóbal del Táchira, Venezuela.

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


En el marco de la cátedra Río Magdalena que adelanta la Universidad del Magdalena en municipios del departamento, se realizará un conversatorio sobre la experiencia del embajador Pablo Arrieta y se proyectará el documental ‘El discurso del abuelo Enrique’. 


Por: Daniela Peñarredonda 

Redacción EL INFORMADOR

Como periodista, embajador, cónsul, un diplomático ilustre y autodidacta es catalogado don Pablo Enrique Arrieta Lara, hijo de Santa Ana, municipio del Magdalena, cuya vida hoy es exaltada y puesta como ejemplo en el ámbito académico y ante los jóvenes magdalenenses.

Con 100 años, en vida está recibiendo los reconocimientos merecidos a una carrera diplomática y al servicio del país. Hoy su experiencia es ejemplo y está contada en su libro ‘De los campos del Magdalena a la diplomacia mundial’ vivencias de un provinciano autodidacta que cambiaron la historia de la cancillería colombiana y recogida también a través del documental ‘El discurso del abuelo Enrique’, idea original del rector de la Universidad del Magdalena, Pablo Vera Salazar. 

Este 13 de diciembre a las 6:00 p.m. en su municipio natal, Santa Ana, el marco de la segunda sesión de la cátedra Río Magdalena que adelanta la Universidad del Magdalena en municipios del departamento, se realizará el conversatorio titulado ‘De las orillas del Magdalena a la diplomacia mundial’ y se proyectará el documental en mención. 

Vía virtual don Pablo Enrique Arrieta tendrá participación en el evento y dará un discurso. La jornada será transmitida en forma virtual a través del Facebook de la Vicerrectoría de Extensión y Proyección Social de la Universidad del Magdalena. 

Sobre Don Pablo Enrique  

Nació el 9 de mayo de 1921 en Santa Ana, Magdalena, en el hogar de Heriberto Arrieta Borja e Inocencia Lara Jiménez, siendo el quinto de seis hermanos. Desde niño fue autodidacta, habiendo descubierto en la biblioteca municipal y a través de los libros, un tesoro en el conocimiento. 

Siendo todavía un jovencito, creó su primer periódico “El Ariete”, con una máquina de escribir prestada, en Santa Ana en 1933. Como era común en los varones, prestó el servicio militar en Santa Marta entre 1941 y 1942. 

Después de prestar el servicio militar tomó la decisión de viajar a Curazao y ser operario en la refinería de Shell, de esta manera comenzó su vida en el exterior. Sus habilidades pronto fueron notorias y en Curazao consagró su carrera periodística. Fue Periodista, director de la sección en español de el periódico De Passat, fundador del periódico El Antillano, semanario El Eco. 

Su carrera diplomática inició en 1943 como cónsul encargado en Curazao. Más tarde fue cónsul de Colombia interino en Aruba en 1950. A partir de allí ocupó los consulados de Encontrados, Venezuela (1951-1952), Puerto Cabello, Venezuela (1952-1953); Puerto España, Trinidad y Tobago (1953). 


Celebración del centenario de don Pablo Enrique, acompañado por sus nietos. 

Fue Cónsul General de Colombia en San Cristóbal (Venezuela) hasta 1955. Luego director del Departamento Consular en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Bogotá (1955-1956); Cónsul General de Colombia en San Pablo, Brasil, 1956-1960; Ministro consejero de la embajada de Colombia en Quito, Ecuador, 1960-1961; jefe de la sección de México, Centroamérica y del Caribe, Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia en Bogotá 1961; entre otros cargos que ocupó. 

En Europa, fue ministro consejero con asignaciones de embajador, en la Embajada ante la Santa Sede, en Roma (1971-1973) y ministro Plenipotenciario embajador encargado hasta 1974.  En el mismo año fue ministro Plenipotenciario encargado de negocios y jefe de misión en Tokio, Japón, así como embajador no residente en Corea del Sur, Taiwán y Filipinas. En 1980 culminó su carrera diplomática siendo pensionado como embajador por el ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia. 


Con la Miss universo colombiana Luz Marina Zuluaga cuando era cónsul en San Pablo, Brasil, en 1959.


Recibiendo el titulo Honoris Causa de Profesional de Negocios Internacionales otorgado por la Universidad del Magdalena.

Posteriormente, en 1990 fue presidente del Concejo municipal de Santa Ana, Magdalena. 

Reconocimientos 

En Roma, recibió la Medalla de la Orden de Malta en 1973, orden religiosa católica. 

Fue distinguido como ciudadano ejemplar mediante resolución No. 019 del 27 de mayo de 2019, por el concejo municipal de su municipio de nacimiento, Santa Ana. En este año, el 3 de junio de 2021 recibió un reconocimiento en nota de estilo, por parte de la Asamblea Departamental del Magdalena, haciendo homenaje a un ilustre santanero de 100 años de edad. 

Por último, el 9 de octubre de 2021 la Universidad del Magdalena le concedió el título Honoris Causa de Profesional en Negocios Internacionales. 

Sobre el evento

En el evento organizado por la Universidad del Magdalena que se llevará a cabo en el polideportivo de Santa Ana tendrá participación la alcaldía municipal, se realizaran muestras folclóricas y la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena) presentará un proyecto turístico. 

Sobre la Cátedra Río Magdalena 

La Cátedra Río Magdalena tiene como propósito generar espacios académicos que permitan la formación, divulgación de conocimientos, encuentros de expertos para promover intercambios de experiencia, saberes y temáticas relacionadas a con el Río Magdalena, su importancia ambiental, social y cultural en el territorio.

La sesión inaugural de esta cátedra se realizó en El Piñón en octubre de este año y la temática central fue ’Soluciones de Ingeniería ante la erosión en la ribera del Río Magdalena – Caso de estudio municipio de Salamina’, que contó con la moderación de la decana de la Facultad de Ingeniería de esta Casa de Estudios Superiores, Yiniva Camargo Caicedo.





Más Noticias de esta sección

Publicidad