Avanza la atención de las emergencias en Ituango, Necoclí y Briceño en Antioquia

En carpas y en la playa están viviendo migrantes varados en Necoclí, Urabá antioqueño.

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El desplazamiento, el represamiento de migrantes y las lluvias han generado dificultades en estos municipios.

El gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez, afirmó que se dieron las garantías para que comenzara el retorno de los campesinos que se desplazaron al casco urbano de Ituango, norte del departamento.

En un primer grupo salieron 847 personas correspondientes a 466 familias y se espera que este lunes avance el regreso a las fincas.

“Fuimos muy enfáticos en decirles que el regreso a las viviendas es voluntario. Ninguno de los funcionarios va a intervenir. Nuestro enfoque va dirigido a darles las condiciones de seguridad y las garantías. Según nos han dicho algunos líderes, este lunes se va a promover el retorno de más campesinos a sus veredas”, señaló en medios nacionales.

El funcionario expresó que es difícil la situación que se vive en Necoclí por el represamiento de 10.000 migrantes y dijo que tras la habilitación de un nuevo embarcadero y las gestiones que adelante la Cancillería con el Gobierno de Panamá,  en diez días estos migrantes salgan de Urabá.

Otra de las preocupaciones está en Briceño, en el norte del departamento, donde una avenida torrencial desbordó dos quebradas dejando 324 habitantes damnificados y la declaratoria de la calamidad pública.

“Tenemos 51 viviendas con pérdida total  y 24 familias que tenemos que reubicar. Se perdió un puente que da acceso al área rural y que es muy importante. Hubo daños en vías, cultivos y diez sedes educativas. Tenemos 71 personas en albergues y las otras están en casas de familias y amigos”, puntualizó Suárez Vélez.




Más Noticias de esta sección

Publicidad