Excombatientes de Farc cambian zona de reincorporación por amenazas de muerte

Foto referencia

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Bogotá, 3 jul (EFE).- Unos cien desmovilizados de las FARC se trasladarán a partir del 15 de julio de Ituango a Mutatá, en el departamento de Antioquia (noroeste), para continuar el proceso de reincorporación luego de las amenazas recibidas por grupos armados, informó este viernes el partido formado por los exguerrilleros.


El traslado de los desmovilizados fue acordado entre el Gobierno y el partido FARC, que reclamó al Estado por el asesinato y la falta de seguridad de sus militantes en Ituango.

El desmovilizado Gustavo López dijo a Efe por teléfono que las 100 personas del antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) dejarán la zona de Santa Lucía, en Ituango, y viajarán a ocupar un predio en el caserío La Fortuna, que hace parte del municipio de Mutatá.

"Entre todos sumamos 100 personas, entre ellas 45 niños hijos o familiares de firmantes de la paz que cambiamos de lugar por la falta de seguridad en la zona para seguir viviendo y seguir desarrollando los proyectos productivos", explicó López.

Detalló que ese traslado ha sufrido varios retrasos porque inicialmente estaba acordado para realizarse en febrero de este año "pero hubo problemas (para la adquisición) del predio nuevo y se le sumó el coronavirus".

"Finalmente comenzamos el viaje el 15 de este mes de julio", añadió.

SITUACIÓN TENSA

El partido FARC dijo en un comunicado que 11 de sus militantes -entre ellos un menor de edad- fueron asesinados en Ituango y recordó que desde que se firmó el acuerdo de paz con el Gobierno, en noviembre de 2016, han sido asesinados 214 exguerrilleros.

"Por esas y otras situaciones de inseguridad la comunidad del ETCR vive en constante zozobra, la situación es de tensión y la mayoría vive en confinamiento por las amenazas", dice López a Efe.

Pese a la situación, el desmovilizado dice que espera que el cambio de lugar les permita seguir desarrollando los proyectos productivos que ya tenían andando.

Explicó que el viaje lo harán por tierra y que llevarán todo lo que puedan para instalarse "allá en Mutatá", en donde esperan que con la ayuda del Gobierno y organismos internacionales logren culminar su proceso de reincorporación y volver a la sociedad.

"En Ituango ha sido difícil por las amenazas pero nosotros seguimos cumpliendo lo que firmamos y esperamos que el Gobierno haga lo mismo y que brinde seguridad y también que agilice la implementación de todo", puntualizó el desmovilizado.

El mes pasado, a FARC aseguró que la violencia no solo afecta a los excombatientes sino también a sus familiares y puso como ejemplo lo ocurrido el pasado 7 de junio cuando desconocidos asesinaron en Ituango a un hombre y dos menores de edad, uno de ellos hijo de una desmovilizada.

A propósito de la implementación del acuerdo de paz, la Unión Europea (UE) firmó hoy con el Gobierno colombiano un convenio por el cual destinará 12,5 millones de euros (unos 14 millones de dólares) para ese fin.

Los recursos están destinados principalmente a la política de reincorporación de los excombatientes de la guerrilla durante los próximos tres años. EFE


Más Noticias de esta sección

Publicidad