Dengue y escuelas precarias condicionan el retorno a las clases en Paraguay

El regreso a clases está programado para este viernes, sin embargo, la mala infraestructura educativa y el aumento del dengue amenazan con aplazar la fecha.

Aula Abierta
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Representantes de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay anunciaron que las clases quedarán suspendidas en los sitios en los que no haya condiciones aptas.

El estado de muchas escuelas públicas de Paraguay, derruidas o con obras sin concluir, y la epidemia de dengue que afecta al país, con 16 muertes este año, son factores que condicionan el regreso este viernes a clases de alrededor de 1,4 millones de alumnos de primera y secundaria.

Los principales sindicatos de docentes decidirán si acompañan el retorno a las clases, mientras que asociaciones de estudiantes de secundaria piden la dimisión del ministro de Educación, Eduardo Petta, cuya gestión descalifican.

Jorge Arévalo, secretario general de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay-Auténtica, Otep-A, dijo este martes a Efe que las bases de ese sindicato se reunirán para "suspender el inicio de clases a nivel país o en los lugares donde no hay condiciones".

Ello en referencia a que las obras de refracción de escuelas de muchos puntos de Paraguay están detenidas o con retraso, anticipando una imagen ya típica de estas fechas: las de los docentes impartiendo clases a los alumnos al aire libre.

En ese sentido, Arévalo destacó "la entrega de los compañeros docentes para poner en condiciones los locales escolares", medidas que consideró insuficientes ante las carencias en infraestructuras, un problema crónico de del sector educativo del país.

"Eso no basta, porque hay pabellones enteros en ruinas tras ser demolidos para su refacción, y siguen en esas condiciones", recalcó el dirigente de ese sindicatos, con unos 90.000 afiliados.
Explicó que muchas obras están paralizadas por falta de recursos del ministerio de Educación o por las constructoras contratadas por los municipios que administran el Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo, Fonacide.

Este programa se financia con recursos provenientes de las dos hidroeléctricas que Paraguay gestiona con Argentina, Yacyretá, y Brasil, Itaipú, y de los fondos estructurales del Mercosur.

Y además el dengue
Además de ese problemática, Arevalo reseñó que este año la situación se ha complicado por bajas laborales en el sector a causa del dengue, especialmente en el Gran Asunción y en el departamento Central, las áreas más pobladas del país y donde más está golpeando esa enfermedad, que supera los 4.000 casos confirmados.
"Hay colegios con todo el cuerpo docente y directivo con reposo por esta enfermedad", sostuvo.

El Congreso paraguayo declaró este lunes emergencia nacional por el nivel de propagación del dengue.

El jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, anunció el mismo día que acompañará esa medida por la que se liberarán recursos para intensificar la prevención y aumentar la capacidad de respuesta de la sanidad pública. EFE



Publicidad