Al menos ocho muertos en el ataque de Al Shabab a un hotel en Somalia

El grupo yihadista controla zonas rurales del centro y sur de Somalia y ataca también a países vecinos como Kenia y Etiopía.

Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Según medios locales, el ministro somalí de Seguridad Interna, Mohamed Ahmed Doodishe, resultó herido en el ataque.




Al menos ocho personas murieron en el ataque del grupo yihadista Al Shabab anoche a un hotel cerca del palacio presidencial de Somalia en Mogadiscio, que frecuentan ministros, funcionarios y legisladores y en el que se atrincheraron los terroristas hasta este lunes, confirmó hoy a EFE la Policía.

"Elementos de Al Shabab se infiltraron en el hotel Villa Rose ayer por la noche. Por restricciones, sólo unidades de inteligencia actuaron para rescatar a las víctimas. Hubo ocho muertos y once heridos", dijo Mohamed Isak Osman a EFE desde el lugar del atentado, al asegurar que acabó la operación de las fuerzas de seguridad.

Un número indeterminado de terroristas asaltó el hotel, en el centro de la capital somalí y provisto de fuertes medidas de seguridad, tras provocar una explosión a las puertas del establecimiento en torno a las 17:00 GMT del domingo.

Le puede interesar: Al menos 13 soldados muertos en un ataque interno en el oeste de Afganistán

Las fuerzas de seguridad activaron un operativo para poner fin al ataque, declaró anoche el portavoz de la Policía Sadik Dodishe a la Agencia Nacional de Noticias Somalí (SONNA), al precisar que decenas de personas, incluidos funcionarios y civiles, fueron rescatadas.

"Los culpables pagarán el precio" por el atentado, agregó el portavoz policial en referencia a Al Shabab, que se atribuyó el asalto.

El viceministro somalí de Medioambiente, Adam Aw Hirs, confirmó en su cuenta de la red social Twitter que sobrevivió al ataque. "Estoy a salvo de una explosión terrorista contra mi residencia" en el hotel, señaló.

El ataque ocurrió después de que el pasado día 23 el primer ministro de Somalia, Hamza Abdi Barre, que cumplía cien días en el Gobierno, informase de que más de 600 miembros de Al Shabab han muerto en operaciones militares efectuadas desde el pasado agosto.

En un comunicado, Barre también señaló que unos 1.200 yihadistas resultaron heridos en esas ofensivas del Ejército somalí, apoyadas en ocasiones por ataque aéreos con drones de aliados internacionales como Estados Unidos.

Al Shabab se atribuyó el doble atentado con dos coches bomba perpetrado el pasado 29 de octubre contra el Ministerio de Educación en la capital somalí, Mogadiscio, en el que murieron al menos 120 personas y más de 269 resultaron heridas.

El presidente somalí, Hassan Sheikh Mohamud, condenó entonces el "ataque terrorista cruel y cobarde".

El ataque fue el más mortífero desde que dos camiones bomba explotaran en la misma zona el 14 de octubre de 2017, matando a más de 500 personas, un atentado del que no se responsabilizó ningún grupo, si bien las autoridades creen que fue obra de Al Shabab.

También le puede interesar: Número de muertos en protestas en Irán sube a al menos 83, según ONG

Mohamud declaró el pasado 23 de agosto una "guerra total" para "eliminar" a Al Shabab, cuyos terroristas tomaron días antes un conocido hotel de Mogadiscio durante treinta horas y mataron a 21 personas.

Desde entonces, se efectuaron varias operaciones militares, apoyadas por Estados Unidos con fuerza aérea, contra los fundamentalistas.

Al Shabab comete a menudo ataques terroristas en Mogadiscio y otros puntos de Somalia para derrocar al Gobierno central -respaldado por la comunidad internacional- e instaurar por la fuerza un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador).

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra. EFE



Más Noticias de esta sección

Publicidad