Incendio cercano a Los Ángeles quema más de 4.500 hectáreas en 24 horas

Los Bomberos trabajan para controlar el incendio de Silverado cerca de Irvine en el condado de Orange, al sur de Los Ángeles, California (EE.UU.). EFE

Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Los Ángeles, 27 oct (EFE).- Un incendio de rápido avance ha quemado más de 4.500 hectáreas en las primeras 24 horas desde su inicio este lunes cerca de Los Ángeles (California, EEUU), obligando a evacuar a más de 90.000 personas, informó este martes el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire).

Según las autoridades, el fuego, bautizado por las autoridades como "Silverado", se aproximó "peligrosamente" esta madrugada a vecindarios de Irvine, una localidad en el condado de Orange, a unos 50 kilómetros de Los Ángeles.

Hasta el momento, el fuego "Silverado" ha quemado 4.532 hectáreas, unos 11.200 acres, y solo ha sido contenido un 5 %, pese a los esfuerzos de los cuerpos de bomberos.

Aproximadamente 91.000 residentes de esta región californiana recibieron entre el lunes y el martes la orden de evacuación inmediata y el Ayuntamiento de Irivine habilitó ocho instalaciones para albergar a los vecinos que han tenido que dejar sus casas por riesgo a que las llamas lleguen.

El avance de las llamas alcanzó también una autopista, que fue inmediatamente cerrada por las autoridades, y provocó el corte de suministro eléctrico de unos 120.000 hogares, de acuerdo a datos del diario Los Angeles Times.

Este fuego coincide con condiciones meteorológicas muy complicadas en esa región, con vientos fuertes, de hasta 80 millas por hora, y secos que provocan que los incendios se extiendan rápidamente y sean difíciles de contener.

De hecho, el Servicio Meteorológico Nacional emitió una advertencia de bandera roja desde el domingo por la noche hasta el martes por la tarde por estas condiciones para el condado afectado y el de Los Ángeles y Ventura.

Si bien se desconoce la causa del incendio, algunos medios han indicado que fuentes de la investigación creen que "un cable" podría haber empezado las llamas.

Hasta ahora dos bomberos han sufrido quemaduras de segundo y tercer grado, aunque se encuentran fuera de peligro, y ninguna residencia o edificio han sido alcanzados por las llamas.

Se espera que fuertes vientos, de hasta 50 millas por hora, puedan azotar también en las próximas horas la zona de Malibú y las colinas de Hollywood, en Los Ángeles, y la isla Catalina, situada enfrente de la ciudad angelina. EFE