Unión Magdalena: entre más luces que sombras

Deportes - Local
Tamaño Letra
  • Font Size

Escrito por:

Alberto Camilo Blanco Jiménez

Alberto Camilo Blanco Jiménez

Columna: Al blanco con blanco 

e-mail: albertocamiloblanco@gmail.com
Después de tres partidos en el torneo de la “B”, sin presentar claridad de juego, hubo una luz en la penumbra futbolística del Unión, ante Orsomarso.
Las modificaciones en la nómina, lo mismo que los ajustes posicionales que realizó el entrenador Carlos Silva, le dieron al equipo una mejor iluminación, especialmente en la parte ofensiva, aunque no podemos decir lo mismo del sistema defensivo que siguió presentando fisuras y oscuridades que le están quitando puntos al Unión. La presencia de Diego Ruiz en la marcación derecha, la inclusión de James “Taganga” Castro, en la línea de cuatro de la media cancha por derecha y la ubicación por dentro de Jossymar Gómez y el sorprendente Roberto Vanegas y por izquierda de esa línea Hernán Luna, le permitieron indudablemente unas mejores transiciones ofensivas y defensivas, en la zona medular, lamentablemente los movimientos de Ricardo “El caballo” Márquez en el ataque no ocasionaron acciones importantes de juego, como tampoco marcó bien y en su función esencial de definir, estuvo opaco, para colmo de males fue expulsado por una imprudencia en la disputa del balón con el portero Caro, lo que terminó de ensombrecer los pasos del “Caballo”. Igualmente, no brillaron en sus obligaciones primarias de defender, el Stewart Mena y Brayan Correa, debilidades que aprovechó el rival para general llegadas por la banda derecha, costado zurdo del Unión. Es verdad que en el fútbol de hoy todos tienen el compromiso de atacar y defender, pero esos requerimientos colectivos no los eximen de sus aportes individuales, entonces en una de esas incursiones de Orsomarso por ese lado, encuentra el camino del gol al minuto 15, con anotación de Keyner Angulo, por un concurso de errores de Correa, Mena y Narváez. Afortunadamente el componente ofensivo enciende sus luces y al minuto 22 empata el Unión, con una buena resolución personal de Hernán Luna. El equipo siguió de largo al irse arriba en el marcador, con una espectacular anotación de cabeza de Roberto Vanegas, al minuto 28, tras recibir un centro desde la derecha de “Taganga” Castro. En medio de esas luces, en la eficacia del ataque, todo parecía indicar que el onceno Samario, empezaría a conquistar la primera victoria en condición de visitante, hasta que Márquez, por una imprudencia contra el portero Otero, es expulsado y allí pierde luces la ofensiva bananera. Silva, modifica el modulo del 4 – 1- 4- 1, por el 4 -1- 4, que alcanza a controlar los ataques del local, al posicionar con mejores luces el quehacer defensivo. La tarea se cumplió en la primera mitad, con la victoria parcial dos por uno, pero faltaba afrontar la segunda mitad del juego con diez hombres.

En el segundo tiempo, exactamente al minuto 5, sin luces en sus movimientos, Stewart Mena, se lleva por delante a Juan Camilo Prado en el área de las 16, 50 y el central Leguizamón decreta pena máxima, patea Carlos Hernández y coloca el empate. Orsomarso, gana poder ofensivo y el Unión comienza a defender su zona, tras perder el control del balón, pero tampoco se hace fuerte en su propio campo, ante esta penumbra, Silva, le da luz a la retaguardia “bananera”, al incluir a Odiel Pérez y montar tras defensores centrales, con Peña y Mena, aparte de los movimientos posicionales al ubicar a Ruiz por izquierda y bajar a marcar por derecha a “Taganga”. En media cancha sale Vanegas y entra Vargas y el equipo encuentra la luz en el juego y termina el Unión generando claras llegadas sobre la puerta de Orsomarso. Al final un empate que deja más luces que sombras.

Más Noticias de esta sección

Publicidad