Carretera a El Rodadero en Santa Marta en lamentable estado de deterioro

Con el paso de los días y del tránsito, estos huecos se hacen más pronunciados.

EL INFORMADOR CÍVICO
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La Avenida Hernández Pardo, desde el tramo que inicia en el Batallón de Infantería Gral. José María Córdova hasta El Rodadero, conocido como “carretera a El Rodadero” se encuentra en un lamentable estado de deterioro por la falta de mantenimiento al que viene siendo sometido.

El espacio por el que circulan buses de servicio público, vehículos particulares y motocicletas presenta mal estado lo que sugiere inseguridad para los usuarios. Las críticas condiciones de esta carretera, construida hace más de cinco décadas muestra la falta de mantenimiento por parte de los entes correspondientes.


Un tema que preocupa a quienes a diario circulan por el Ziruma, es la falta de intervención que hay en esta vía.

En un recorrido por la misma se observan huecos que son difíciles de eludir por cuanto es una carretera de doble vía sin espacio para que un vehículo pueda evitar caer en ellos. Los huecos en cada lado de la carretera facilitan la ocurrencia de accidentes de tránsito, convirtiéndola en una vía poco segura.

Se requiere la intervención urgente de las autoridades distritales para que volteen la mirada hacia esta importante vía de comunicación por la que a diario transitan centenares de vehículos


Algunos tramos de la carrertera se encuentran rajados, convirtiendose en un gran peligro para los conductores.

SENDERO PEATONAL DEL ZIRUMA

En 2.017, se inauguró el primer tramo del Sendero Peatonal del Ziruma que comprende 1.3 kilómetros con una inversión de $7.709 millones de pesos.

El año pasado, se anunció la segunda fase, con 1.5 kilómetros y una inversión de $11.713 millones, para un total de 19.422 millones de pesos invertidos en 2.8 kilómetros. Esto significa un aumento del 30% en el valor de la inversión en tres años, mientras que la inflación acumulada desde el año 2.017 al 2.020 está en tan solo el 11.07% .

Los usuarios de la vía manifiestan que esta inversión por demás excesiva, bien podría haberse destinado a la reparación de la maltrecha carretera, ampliándola para generar las bermas de seguridad que se requieren para casos de accidentes. Por el contrario, hoy la carretera luce “encerrada” por el material metálico del Sendero Peatonal, que nunca será de mayor utilidad que el que tiene actualmente la mencionada vía. 


Las curvas en esta carretera se han convertido en un riesgo para los vehículos, que, por evitar colisionar con los huecos, han puesto en riesgo sus vidas.

ARREGLOS ANTERIORES A LA VÍA 

En el año 1.996 el entonces gobernador del departamento Jorge Caballero Caballero y el alcalde de Santa Marta Edgardo Vives Campo, suscribieron un convenio para rehabilitar la vía, cuya construcción data de 1.954 siendo gobernador el general Hernández Pardo (en cuyo honor se bautizó la vía).

El convenio Alcaldía- Gobernación se firmó por 270 millones de pesos; la gobernación aportó 120 millones, y la Alcaldía Distrital 150 millones con cargo al presupuesto general correspondiente a la vigencia fiscal de 1996.


El sendero peatonal, también se encuentra afectado, pues las barandas ya muestran mucho deterioro.

Las obras incluyeron señalización reflectiva, repavimentación en concreto asfáltico de 2.080 metros lineales desde el puente sobre el río Manzanares ubicado en la carrera cuarta de Santa Marta, hasta la calle 8 de El Rodadero. La carretera tendrá entonces un ancho de 11,80 metros con un espesor asfáltico de 0,4 centímetros con taches reflectivos delimitando la calzada de la berma .

Pregunta:

¿Y si los 19mil millones se hubieran invertido en la carretera? Seguramente podríamos haber tenido una vía más amplia, con condiciones de seguridad para los conductores y para quienes transitan por allí.



Escrito por:
Autor: Danuil Santiago

Publicidad