Mi test de perfil profesional no arroja ningún resultado

Los test de vocación profesional ayudan a identificar gustos, aptitudes, habilidades, destrezas y aspiraciones del joven y le orientan al ingreso en la vida universitaria

Aula Universitaria
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Cuando están en el último grado escolar la mayor preocupación de los jóvenes es definir cuál es la carrera profesional que van a iniciar, por ello existe una gran variedad de pruebas psicológicas al alcance de la mano, así como la permanente implementación de programas de orientación en las instituciones educativas, que los ayudan a identificar sus gustos, aptitudes, habilidades, destrezas y aspiraciones para acercarlos hacia las profesiones que podrían estudiar.

En ocasiones sucede, aunque con poca frecuencia, que la implementación de estas herramientas de orientación vocacional no arroja ningún resultado contundente y, por el contrario, genera en el joven la sensación de que no tiene ninguna habilidad y en los padres preocupación sobre su futuro.

Al consultar con expertos como Magdolis Rodríguez Gracia, psicóloga egresada de la Universidad del Magdalena, pese a que se trata de un resultado no muy común siempre hay otras opciones para orientar al joven que por lo general están en manos de los padres, que son quienes a lo largo de su vida han observado los talentos, habilidades y gustos de sus hijos.
Magdolis Rodríguez Gracia Psicóloga egresada de la  Universidad del Magdalena.
Magdolis Rodríguez Gracia Psicóloga egresada de la Universidad del Magdalena.

“Se debe tener en cuenta que en el proceso de orientación profesional intervienen muchas variables, los adolescentes se encuentran en un torbellino interno y son fácilmente influenciables por factores externos, a veces se sienten presionados por los padres lo que hace que ignoren sus talentos ocasionando la confusión, pero un resultado ambiguo no quiere decir que el chico no tenga rumbo en su vida, sería como dejar de lado teorías tan trascendentales como la de Howard Gardner de las inteligencias múltiples que de alguna manera dejan claro que cada ser humano posee habilidades y destrezas únicas que lo convierten en un eslabón de la estructura social, de la familia de las organizaciones, clanes… etc.”.

Para la experta, los padres son eje fundamental para que el joven pueda decidir el rumbo de la profesión y un resultado no definido debe generar una mirada más detenida de sus habilidades y competencias tanto en lo personal como en lo social y familiar.

Por su parte, Cherilth Patricia Mejía Molina, Psicóloga de la Universidad Cooperativa de Colombia (UCC), asegura que lo más probable es que un test de orientación vocacional no revele ningún secreto y que el resultado se acerque a preferencias que el joven ya tenía dentro de sus alternativas.
Cherilth Patricia Mejía Molina Psicóloga de la Universidad  Cooperativa de Colombia.
Cherilth Patricia Mejía Molina Psicóloga de la Universidad Cooperativa de Colombia.

“Estos test como tal no definen o revelan la carrera especifica en la que el muchacho debe inscribirse, pero son una ayuda, sin embargo si no arrojan ningún resultado contundente debe tenerse en cuenta la veracidad y sinceridad de las respuestas o definirse con un análisis por parte de los padres de las actitudes y habilidades del joven ya sea en la expresión verbal, con los números, las destrezas manuales o las múltiples opciones, deben observar en sus hijos sin hacerles imposiciones porque puede resultar frustrante para el joven estudiar algo que no le satisface” puntualiza Mejía.

Ambas profesionales llegan a la conclusión de que, si los padres no se sienten preparados para enfrentar la situación, deben acudir a la ayuda profesional de un orientador o psicólogo.

8 tipos distintos de inteligencia contempla la teoría del profesor Howard Gardner: lingüístico-verbal, lógico-matemática, viso-espacial, musical, corpóral-cinestésica, intrapersonal, interpersonal y naturalista.


Publicidad