Fuera nervios al presentar el examen de admisión

Aprender a respirar es clave para combatir los nervios y la ansiedad propios de un examen.

Aula Universitaria
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Cuando se aproxima la fecha del examen de admisión a la Universidad no es raro que algunas sensaciones como el estrés o la ansiedad se apoderen de nuestra mente, es importante tener en cuenta algunos consejos para poder evitar los nervios y emplear todas nuestras habilidades en un proceso trascendental para el futuro.

Sudoración en las manos, dificultad para respirar, la mente en blanco y pensamientos de fracaso, son algunos de los efectos que provoca la época de exámenes de ingreso a la universidad que, si no son bien manejados, pueden llevar incluso al fracaso en la prueba o la entrevista de ingreso.

Por ese motivo es clave tener en cuenta algunos consejos que puedes poner en práctica antes y durante el examen para obtener un resultado exitoso.
No estudiar antes

El día anterior a la prueba lo ideal es no estudiar sino dedicarse a actividades que permitan la relajación mental, si estudias lo más probable es que no aprendas nada nuevo.

Descansar lo suficiente

Lo ideal es estar descansado el día del examen para poder pensar y contestar bien gracias a la energía acumulada.

Preparar todo con tiempo

Levántate temprano, desayuna bien, organiza todos los materiales necesarios incluida la identificación personal.

Ser puntual

Si llegas temprano tendrás un tiempo extra para preparar tus herramientas, llegar tarde aumenta la sensación de nervios y puede ser motivo de suspensión del examen.

Pensar en qué hacer después del examen

Al finalizar la prueba deviene una sensación de relajación así que pensar en esa actividad satisfactoria que realizarás te ayudará a controlar los nervios.
El miedo puede generar inseguridad durante el examen por eso es necesario controlarlo a tiempo para evitar sus  consecuencias.
El miedo puede generar inseguridad durante el examen por eso es necesario controlarlo a tiempo para evitar sus consecuencias.

Ser positivo

La mente tiene poder y enfocarse en que la prueba saldrá bien aumenta tus posibilidades de éxito.

Tomarse el tiempo

No te precipites en contestar, lee bien todas las preguntas y distribuye adecuadamente el tiempo de respuesta.

Hacer un buen trabajo

Además de contestar bien cuida la presentación, se ordenado, claro y escribe sin faltas de ortografía.

25% Se calcula que es el porcentaje de alumnos que presenta síntomas de estrés y ansiedad durante los exámenes.


Más notas de esta Revista

Publicidad