Cárcel para hombre quien hurtó motocicleta a mujer y después la abusó sexualmente

Córdoba
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


De acuerdo al ente investigador el imputado, junto con otra persona que está prófuga, después de robar a la mujer, al parecer, la llevaron a un sitio desolado y la agredieron.

Un fiscal local de Lorica (Córdoba) presentó material probatorio suficiente para que un juez avalara la solicitud de enviar a prisión a Jhon Sebastián Castillo Pérez por los delitos de acceso carnal violento agravado en concurso heterogéneo con hurto calificado agravado y receptación.

Al interior del proceso se estableció que el imputado, quien no aceptó los cargos, sería responsable del hurto y abuso sexual que sufrió la víctima identificada como Marlys Marielys Chica Pacheco.

Le podría interesar: Detienen en Bogotá a 19 miembros del grupo criminal venezolano Tren de Aragua

De acuerdo al ente investigador la víctima salió de su trabajo el 6 de octubre en curso, ubicado en el municipio de Cereté y se dirigía en su motocicleta al municipio de Cotorra,  donde reside, cuando fue interceptada en la vía por dos sujetos, que se movilizaban en una motocicleta y la hicieron detener.

Quizás le interese: Ocupan bienes del exsenador Mario Castaño, avaluados en 2,5 millones de dólares

Al hacerlo la despojaron de sus cosas personales y la motocicleta. Tras la súplica de la víctima para que no la dejaran tirada en la vía, ya que era oscuro y se encontraba lejos de su casa en el municipio de Cotorra, uno de los victimarios accedió a llevarla en la misma moto de ella. Metros más adelante se orilló, la hicieron bajarse del automotor, la llevaron a un terreno desolado y allí procedieron a abusarla sexualmente.

Luego la dejaron tirada y cuando la víctima salió a la carretera un taxi que pasaba por allí la recogió para llevarla al peaje de Mata Caña. Antes de llegar pasaron por el lado de los sujetos, quienes iban cada uno en una motocicleta, y el taxista dio aviso a las autoridades, que de inmediato iniciaron una persecución y capturaron a uno de ellos. El otro escapó.

Los hechos habrían ocurrido en vía pública frente al restaurante ‘Lagomar’. Tras la detención del procesado un juez promiscuo penal municipal de San Pelayo (Córdoba) impuso la medida intramural en establecimiento carcelario.





Publicidad