Mipymes, innovación para superar la crisis

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


En los inicios del presente año, escribía con especial entusiasmo sobre los aportes de la micro, pequeña y mediana empresa a la economía nacional. Reflexionaba sobre la importancia de su contribución en la creación de empleos y la participación de estas sobre el total de empresas que existen en el territorio nacional. Resumiendo, una gran expectativa positiva de desempeño de las Mipymes en el presente año; luego llegó la pandemia y cambió todas las proyecciones de estas organizaciones y en general de todo el tejido productivo para el 2020.

La situación actual de las Mipymes, aunque muestran leve recuperación en el tercer trimestre del año, sigue siendo negativa. Efectivamente, en la última encuesta de desempeño empresarial correspondiente al trimestre Julio, Agosto y Septiembre del 2020, sondeo realizado por Acopi (Asociación de Micros, Pequeñas y Medianas Empresas), los empresarios manifestaron un leve aumento de empleos, producción y ventas, pero el 85% reconocieron una disminución en sus ingresos en el mes de Septiembre de este año frente al mismo mes del año 2019.

Es importante destacar en el estudio realizado por Acopi, la participación de 338 empresas que se encuentran afiliadas a las once seccionales que conforman el gremio en todo el país: Atlántico, Antioquía, Bolívar, Cundinamarca, Caldas, Cauca, Nariño, Norte de Santander, Santander, Tolima y Valle del Cauca. En el estudio se evidencia un menor pesimismo por parte de los empresarios, teniendo en cuenta que el 26% y el 31% proyectan mejores resultados en producción y ventas finalizando el presente año comparado con el resultado del segundo trimestre, en el cual sólo el 11% y 12% esperaban indicadores positivos en estos aspectos, para el cierre del 2020.

Lo sucedido hasta la fecha obliga a estas organizaciones a acelerar el proceso de digitalización, haciendo especial énfasis en herramientas como la minería de datos o Big Data, la cual permite articular los productos o servicios de estas empresas con las necesidades especiales de sus clientes dentro de esta coyuntura, de forma tal, que sea posible potenciar su capacidad de crecimiento, mejorar la eficiencia operacional y en general el desempeño de la empresa. En la actualidad el cliente utiliza con mayor frecuencia la internet para comprar los bienes que necesita. La transformación digital y tecnológica es indudablemente una oportunidad para aumentar las ventas, captar clientes y mejorar la rentabilidad del negocio. Este es un aspecto clave para salir a flote y superar esta crisis.

Ahora bien, dadas las exigencias actuales las organizaciones están en obligación de encontrar nuevas formas de crear y generar valor a través de sus productos o servicios, incluso aventurarse al desarrollo de productos relacionados con la pandemia Covid-19, más allá de que estos estén alineados con su modelo de negocio, lo cual significa estímulos orientados hacia nuevas fuentes de ingreso para las empresas.

En este sentido, establecer estos procesos de innovación constituye un arma fundamental para librar la batalla contra la pandemia, la cual ha causado estragos en todos los sectores económicos, sin embargo, no ha permeado la capacidad creativa y el propósito incesante de mejorar los productos y servicios, teniendo por objetivo escribir una nueva historia para las pequeñas y medianas empresas.
Colaboración del investigador Camilo Barragán Morales.


Más Noticias de esta sección

Publicidad