Tierra sin dolientes (II)

Blogs
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Cristobal Moreno Charris

Cristobal Moreno Charris

Columna: Blosgs

e-mail: crimorcha@yahoo.es


Aprovechar las oportunidades  que se nos brindan ,no tan a menudo, es lo mejor  que  debemos hacer. en esta ocasión voy a hacerlo o mejor, voy a insistir con la demanda de una tierra olvidada, para lograr que las autoridades oigan el clamor de pueblos que están en riesgo.

Sí nos ceñimos a la franqueza y nos decimos las verdades, sin que se llegue a las ofensas, a los gobiernos samarios muy poco les ha importado lo que ocurre en estas zonas  del departamento. ya lo dije en mi anterior artículo, ni siquiera conocen la zona, ni tienen estadísticas.

Poner en la mesa una idea de tanta envergadura es ser pretencioso con el pensamiento propio, pero cuando estas ideas, estas posibilidades, dan en el clavo y solucionan problemas que no han podido solucionar los gobernantes departamentales, pues ya no suenan a utopías  ni metas inconcebibles porque con estas ideas se pueden lograr lo que en el lenguaje domestico se llama  “matar dos pájaros con un solo tiro” y me explico :al gobierno le ha quedado grande la gobernabilidad del departamento, los pueblos del sur nunca van a tener unas soluciones a sus problemas y por ende el gobierno no sabe cómo solucionarlos.

Pues bien, el gobierno se quita una carga de encima, los pueblos ponen en práctica sus soluciones y paliamos o arreglamos nuestros mutuos problemas. como? dividamos en departamento en dos zonas totalmente autónomas, con presupuesto propio, con dirigentes locales, con soluciones prácticas, sin mencionar la palabra independencia total y la creación de un nuevo departamento tal como sucedió con el cesar cuando se separó del inmanejable y basto Magdalena. suena a utopía, es cierto, porque lo más ofensivo sería el orgullo del gobernante, pero tendrán que entender que han y son incapaces de gobernar tanta idiosincrasia, costumbres, acentos, actividades, y sobre todo, presupuesto. Este es el punto álgido, pues el dinero se queda en la burocracia capitalina y la corrupción campea libre dejando abandonadas sus otras obligaciones.

Déjennos solucionar nuestros problemas porque nosotros sabemos cuáles son y cómo hacerlo. Quítense una carga de encima que bastante incomodidad les causa, demuestren que quieren solucionar las cosas.

Decía anteriormente que pivijay hace rato estudia para capital, y que la complutense Salamina está en un sitio estratégico para una independencia gubernamental. Tengan la absoluta seguridad de que nos sentimos orgullosamente magdalenenses, y lo somos más hasta semánticamente pues vivimos en las riberas del rio que nos dio nuestro gentilicio.

Con el respeto de toda la comunidad departamental, pero un porcentaje alto de ella no conocen ni el rio, ni a la gente que habitamos a sus orillas, ni que decir de los nombres de estos pueblos.  Razones, muchas, tenemos para exigirles una pronta solución a estos incordios, no rogamos que tengan humildad para reconocer sus errores, pedimos y exigimos sentarnos en la mesa del dialogo y de las soluciones porque en manos de ustedes esta la alternativa. El “departamento del rio” se los agradecerá eternamente y ustedes se librarán de un problema.

¿Ven… como podemos solucionar nuestros mutuos problemas?



Escrito por:
Autor: Cristobal Moreno Charris


Más Noticias de esta sección

Publicidad