La tristeza de tenerlo todo.

Blogs
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Antonio Bozzi Bustillo

Antonio Bozzi Bustillo

Columna: Blosgs

e-mail: Antonio.bozzi@gmail.com 



Una vida a la orilla del mar, poder presenciar pinceladas del creador en los atardeceres y amaneceres más hermosos de los que se pueda dar fe, la sierra nevada hermosa y majestuosa decorando cada día de la vida, quebradas, ríos, arroyos, riachuelos, todas las aves que puedas imaginar, frutas tropicales listas para el consumo gratis en los andenes de la ciudad, todos los pisos térmicos, la sabrosura caribeña, el legado ancestral indígena tangible, esto no lo saco de un libro de deseos o sueños y aspiraciones de vida de cualquier mortal.

Esto es la vida cotidiana en Santa Marta.

Sin embargo hoy el Dane revela un estudio sobre los índices de tristeza en el país, y obviamente a los últimos que uno espera encontrar en ese listado es a los bendecidos por la naturaleza, a los que disfrutan día a día de la magia de tenerlo todo, ese listado es para los que viven en las frías urbes de cemento y asfalto, a los que respiran smog y contaminación, los que demoran horas en tráfico para llegar a sus trabajos y sus casas esos deben ser los tristes.

Pero no, la sorpresa es que los samarios son los más tristes del país. Mejor dicho, apaga y vámonos.

Creo que el mensaje correcto es que el entorno ayuda, pero no define. Al parecer el sistema de vida escogido por los samarios los lleva a sumirse en la tristeza, yo soy un enamorado de la ciudad y su gente, pero como foráneo, tal vez tengo el privilegio de ver cosas que realmente son contraproducentes a la construcción de cualquier ambiente que promueva la verdadera felicidad.

Podría elaborar sobre mil motivos que suponen el porqué de esta situación, pero durante las próximas tres semanas y acompañado por líderes locales, expertos psicólogos y ciudadanos comunes de la ciudad,  estaré evaluando tres temas específicos que creo son relevantes.

1. Sentido de pertenecía

2. Liderazgo

3. Sistema social

Aunque insisto, no debe haber un motivo lo suficientemente fuerte, cómo para que los habitantes del paraíso sean los más tristes del país.



Escrito por:
Autor: Antonio Bozzi Bustillo


Más Noticias de esta sección

Publicidad