Pistolas halladas a mujer iban ser utilizadas en guerra ente venezolanos en Santa Marta

Dayana Chiquinquirá Chacín Trujillo, capturada para que responda por porte ilegal de armas de fuego.

Judiciales - Local
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La mujer de origen venezolano fue capturada cuando transportaba las armas encaletadas entre su ropa en un bus de servicio interdepartamental entre Santa Marta y La Guajira.

Las labores investigativas que adelanta el comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta con relación al caso de la incitación de dos pistolas a una mujer en la vía entre Santa Marta y La Guajira, establecen que estas iban a ser utilizadas en la guerra que libran dos bandas criminales de origen venezolano en la capital de departamento de Magdalena.

Así lo dio a conocer el coronel Oscar Solarte, comandante de esta unidad policial quien señaló además que las pistolas calibre 9 y 40 milímetros tenían como destino una de esos dos grupos, del que no precisó el nombre para no entorpecer las indagaciones.

Así mismo señaló el oficial que, se viene trabajando con toda la capacidad institucional disponible para hacerle frente a estas acciones criminales y delincuenciales. 

De igual manera indicó que, los operativos se vienen redoblando en los puestos de control a fin de evitar este tipo de acciones delincuenciales que afectan la tranquilidad de la comunidad samaria.

Como se sabe, el pasado viernes en medio de un operativo de registro y control policial en el sector conocido como Los Linderos, sobre la carretera Troncal del Caribe, jurisdicción del corregimiento de Guachaca, se produjo la captura de Dayana Chiquinquirá Chacín Trujillo, de 33 años, de nacionalidad venezolana.

A esta le encontraron las dos armas de las que no presentó la documentación que acreditara su legalidad para el porte o tenencia, por lo que fue llevada hasta la Unidad de Reacción Inmediata para que respondiera por el delito de porte, tráfico y fabricación de armas de fuego.




Más Noticias de esta sección

Publicidad