Pensiones, patrimonio y bebidas azucaradas: tres puntos ‘inquietantes’ en la reforma tributaria de Gustavo Petro

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Al conocerse varios artículos  de la nueva reforma tributaria que radicó el gobierno de Gustavo Petro, han nacido algunos interrogantes que tienen inquietantes a los empresarios y ciudadanos.

La reforma tributaria presentada por el ministro de Hacienda, José Ocampo, estipula aumentar el impuesto a la renta, nuevos impuestos saludables y otros más, con el fin de mitigar la evasión en Colombia y ayudar a los más necesitados; sin embargo, algunos expertos y dirigentes políticos aseguran que, la reforma no tiene viabilidad en el país por el impacto social y económico que podría generar en las empresas y población en general.

Aunque el tema ha sido comentado en las últimas semanas, de hecho, desde antes que radicaran la reforma, las dudas sobre los cambios que propone el nuevo gobierno con esta ley apuntan hacia la base gravable, el nuevo nivel de ingresos a partir del cual se tributa y, sobre lo que pasará con los pensionados, uno de los temas más discutidos por parte de analistas y expertos.

A través de esta publicación, EL INFORMADOR,  comenzará a mencionar tres puntos claves de esta reforma, con el propósito de que los colombianos se vayan preparando para lo que se aproxima. ¡Comencemos! 

Los pensionados: con la nueva reforma tributaria, los pensionados que reciban ingresos por debajo de los diez millones de pesos no se tocarán; sin embargo, aquellos que superen la cifra antes mencionada tendrán una reducción significativa en la renta exenta (aquella que está libre del impuesto de renta) y pasará de 12.000 UVT (Unidad de Valor Tributario) anuales a 1.790.  

Cabe anotar que, según el texto, solo el 0,2% de los pensionados contribuiría al impuesto de renta a personas naturales.

Leer también: Entra en vigor acuerdo para evitar doble tributación entre Japón y Colombia

Frente al impuesto que deberán asumir los pensionados, Jorge Enrique Robledo aseguró que “no es viable políticamente que la reforma tributaria la terminen pagando solo “4.000 personas”. A su vez, sostuvo que “el proyecto radicado los van a terminar pagando las personas más pobres de Colombia”.

Impuestos saludables: Con este artículo, el gobierno de Gustavo Petro pretende condicionar directamente las bebidas azucaradas  y alimentos ultraprocesados, con la finalidad de recaudar más de 2.100 millones de pesos en el 2023, los cuales estarían destinados al fortalecimiento del sistema de salud.

Frente a esta medida,  Robledo señaló que “lo que ellos denominan impuestos saludables, son impuestos que van a terminar pagando los más pobres porque son indirectos. Además, del reajuste que piensan hacer de la gasolina, en las zonas de frontera”.

Impuesto al patrimonio: este punto aplicará para quienes en 2023 tengan bienes y ahorros avaluados en más de 2.000 millones de pesos en adelante. Como dato inquietante, aquellos que posean bienes superiores a los 5.000 millones serán gravados con el impuesto del 2%, mientras que las ganancias ocasionales incrementarán del 10 al 20%.

Quizás le interese: Gobierno de Gustavo Petro pone en marcha la ambiciosa reforma tributaria

Esta nueva propuesta sería complementaria al de renta y contrario a lo que se conocía, este gravamen será válido para patrimonios que superen los $2.736 millones.

Según el Gobierno Nacional, “la reforma se justifica en la alta desigualdad del país y las brechas sociales, la cual aumenta la vulnerabilidad económica y se constituye como en pérdida de oportunidades, reducciones de la movilidad social y en desigualdades políticas”.




Más Noticias de esta sección

Publicidad