Exportación de bovinos en pie

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Miguel Lacouture Arevalo

Miguel Lacouture Arevalo

Columna: Opinión

e-mail: clearyclear@gmail.com

Twitter: @lacoutu


2020 año excepcional para la ganadería de carne en Colombia, se consolidó exportación de machos en pie, 264.107 cabezas facturaron Us $ 134.849.000; 2021,  acelerador a fondo, los últimos despachos fueron 19.000 y  7.400 unidades, programado en marzo 47.050 animales  con destino a países de medio oriente; se anunció la intención de colocar 100.000 a Indonesia; este ritmo de salida ha generado dos efectos:

a)      Fuerte presión en los mercados elevando precios de levantes y  cebados a beneficiarios para consumo nacional y exportaciones.

b)      Mayor flujo de liquidez a la empresa ganadera, trayendo esperanzas de sostenibilidad económica.

No todo  son colores, las plantas de beneficio informan desabastecimiento para exportar en cortes especiales y demanda nacional, llegan a mencionar especulación con precios al disminuir la oferta (Normal en esta época del año), con aumento constante de demanda y costos  provocando caída del consumo percapita nacional ante la incapacidad económica de la comunidad para acceder a la carne bovina.

Para tratar de regular la distorsión se han presentado tres propuestas:

1-      Fijar pesos mínimos de animales vivos con destino al mercado internacional, desde 390 kilos, hasta 370 y 340, invierno o verano; esta idea encuentra resistencia entre exportadores, el potencial mercado al cual llegan requieren pesos inferiores a los propuestos, lo que llevaría se reduzca en más del 50% de la demanda de hoy; por los ganaderos hay fortísima oposición al ver que por primera vez en las  últimas décadas se pueda desvanecer el andamiaje por el cual tanto tiempo se ha luchado y esperado.

2-      “Laissez-faire, laissez-passer”; dejar las cosas como están, sin ningún tipo de intervención o  regulación, solo  oferta y demanda, el mercado va encausando y equilibrando cargas en su dinámica; altamente peligroso si entendemos hoy la gran escasez y alto costo alcanzado por los bovinos; como efecto dominó, presionan  alza de los animales con destino al beneficiaderos, para el consumo interno como externo, impactando directamente la demanda e incentivando informalidad y abigeato.

3-      Propone un sector solución Intermedia, crear una cesión, bonificación o aporte por animal embarcado vivo, atendiendo  rangos de edades o pesos con destino a mejorar dos puntos básicos de la empresa ganadera, así lograr a mediano plazo mejor remuneración de productos  bovinos sea en pie o en cortes especiales.

a)      Implementación y puesta en marcha de programas de Trazabilidad e implementación definitiva del Sello País de Ganadería Sustentable que resalte los valores de la ganadería tropical colombiana.

b)      Implementación y puesta en marcha de programas de mejoramiento genético en ganados que permita especializar y regionalizar  la producción, agregar valores a la sustentabilidad  para acceder a mercados  exigentes en color, jugosidad, palatabilidad, marmóreo, terneza, etc.

Se plantea :

1/ Cesión, Bonificación  o Aporte, equivalente a 1 Salario Mínimo Legal Vigente Diario (SMLVD), por cabeza a embarcar de edades hasta  18 meses o menores a 250 kilos;

2/ Hasta 400 Kilos, 75% del SMLVD,

3/ Más de 400 Kilos, ½ SMLVD.

La administración  de estos aportes, estaría en cabeza del Ministerio de Agricultura quien debería crear una unidad o dirección específica para este fin o delegar un encargo fiduciario  especial, su puesta en marcha,  administración y ejecución a los fines propuestos.