Compararnos puede sacudirnos

Columnas de Opinión
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Luis Tabares Agudelo

Luis Tabares Agudelo

Columna: Opinión

e-mail: tabaresluis@coruniamericana.edu.co


El surgimiento de Israel como Estado independiente se dio el 14 de mayo de 1948. Hace solo 72 años. Hoy es una democracia parlamentaria y la independencia del poder judicial está garantizada por ley. Mientras tanto, hace 201 años, el 17 de diciembre de 1819 se creó la República de Colombia. Hoy es un país presidencialista y un Estado unitario con separación de poderes.

Hasta acá vamos bien, pero ante la OMPI en 2018 los inventores de Israel presentaron 1506 solicitudes internacionales de patentes. Mientras los colombianos 163 con el agravante de que el 80% de las presentadas por nuestro país son de extranjeros que viven acá. No estamos investigando ni inventando nada.

Adicionalmente, los israelíes han ganado el Premio Nobel en 12 ocasiones: uno de literatura, tres de paz, dos de economía y seis de Química. Los colombianos en dos ocasiones: literatura y paz.
En Israel son aproximadamente 8.881.000 habitantes. Obtuvo un PIB de 352.959 millones de euros (€) en 2019 presentando un crecimiento del 3,5% respecto a 2018. Con lo que su economía es la número 30 en un ranking de 196 países. Y por último, su PIB per cápita es de 39.743 euros. Según este último, el nivel de vida de sus habitantes es excelente y ocupa el puesto 22.

En Colombia encontramos que tiene actualmente una población de 49.834.000 habitantes. En 2019 la cifra del PIB fue de 289.239 millones de euros, ascendió un 3,3% con lo que es la economía número 39 en el ranking. Su PIB per cápita en 2019 fue de 5.804 euros, mostrando una diferencia abismal con relación a Israel y de paso que los colombianos no tenemos excelente calidad de vida debido a que ocupa en el puesto 91 de los 196 países.

Ciertamente, podemos decir que para los ecologistas mientras menor sea la tasa de natalidad es mejor para el planeta. En cambio para los economistas, caso contrario, entre más alta sea, mejor le va a la economía. Por lo anterior es que se mide. Y, entre Colombia e Israel se presentó en 2017 lo siguiente: Colombia: 15,10‰ quiere decir que de cada 1000 habitantes, nacen 15. En Israel es de 21,10‰, quiere decir que de cada 1000 habitantes, nacen 21.

Así las cosas, aunque el mercado israelí ofrece oportunidades para demasiados productos colombianos, las exportaciones de Colombia a ese país en 2018 fueron de 429 millones de dólares, impulsadas prácticamente sólo por las ventas de carbón.

Mientras tanto, en nuestro país -no por coronavirus- desde hace varios años se viene haciendo una serie de recortes presupuéstales en ciencia, tecnología e innovación y por eso Colombia solo tiene 16 investigadores -Doctores- por cada millón de habitantes. Mientras que Israel cuenta con 8.255 investigadores por cada millón.

De todas maneras, no he podido entender como un Estado del que Colombia podría ser su bisabuela nos ha sacado tanta ventaja en todo. Por donde lo miremos quedamos relegados. Será que nos gustan mucho las cosas tradicionales, que tenemos la vaquita amarrada, será que no queremos salir de una gran zona de confort y nos gustan las cosas así o ¡¡será porque ajá!!
Las comparaciones muchas veces -como decían las abuelas- son odiosas. Pero resulta que en economía no lo son. Las economías de los diferentes países se prestan para estadísticas y posiciones dependiendo del manejo que le den pero muestran la calidad de vida de sus habitantes.
Además, allá no hay corrupción, acá nos carcome.


Publicidad