Libertad para Mancuso: Se abre la puerta para exjefe paramilitar tras años en prisión

Salvatore Mancuso, exjefe paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), está a punto de salir libre tras la revocación de 57 medidas de aseguramiento por parte de la justicia colombiana.

Judiciales - Local
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El exjefe paramilitar colombiano saldrá libre tras revocación de medidas de aseguramiento.

 En un giro inesperado en el proceso de paz en Colombia, el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso está a punto de salir libre en las próximas horas, tras la revocación de 57 medidas de aseguramiento por parte de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá. La noticia ha generado reacciones encontradas, con expectativas de que su conocimiento y experiencia aporten a la paz total, pero también con dudas sobre la impunidad y la seguridad de las víctimas.

 Salvatore Mancuso, conocido como "El Mono", fue uno de los máximos jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), el grupo paramilitar más grande y sanguinario del país. Bajo su mando, las AUC cometieron atroces crímenes contra la población civil, incluyendo masacres, desplazamientos forzados, secuestros y torturas.

Le puede interesar:  Motociclista gravemente herido en aparatoso accidente en Santa Marta

 Tras pagar una pena de 16 años en Estados Unidos por narcotráfico, Mancuso regresó a Colombia en febrero de 2024, con la esperanza de contribuir a la paz total. El presidente Gustavo Petro lo nombró gestor de paz y lo invitó a la Casa de Nariño para discutir su posible participación en el proceso.

  La decisión de revocar las medidas de aseguramiento a Mancuso ha generado controversia. Algunos sectores ven en su liberación una oportunidad para que aporte su conocimiento del conflicto armado y colabore con la búsqueda de la verdad, la justicia y la reparación para las víctimas.

 Sin embargo, otros sectores expresan preocupación por la posibilidad de que Mancuso no revele toda la verdad sobre su participación en crímenes de lesa humanidad y que su libertad genere un clima de impunidad y temor entre las víctimas.

 Medidas para garantizar la seguridad y la no repetición:

 Para mitigar estos riesgos, la justicia ha impuesto a Mancuso una serie de condiciones para su libertad condicional, como la prohibición de portar armas, la restricción de salir del país y la obligación de mantenerse alejado de las regiones donde operaron las AUC.

 Además, se le ha asignado un esquema de seguridad para su protección y la de las víctimas. La Jurisdicción Especial de Paz (JEP) también ha reclamado competencias para llevar los procesos del paramilitar, considerándolo un agente bisagra entre el Estado y los paramilitares. La decisión final sobre su futuro judicial recae en la Corte Constitucional.

 





Más Noticias de esta sección

Publicidad