Polémica por nueva “diversidad religiosa” en oratorio del aeropuerto El Dorado: católicos se pronuncian

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


En las últimas horas se ha presentado una polémica en redes sociales por la clausura del oratorio del aeropuerto el dorado de Bogotá, que ya no será solo para católicos, sino que habrá “diversidad religiosa”.

La capilla fue cerrada recientemente por “adecuaciones” que se adelantan en el sitio. Un grupo de personas, por medio de tutela y derechos de petición, exigió que a ese lugar deberían tener acceso todas las religiones y no sólo la católica.

El Obispo de Fontibón, Juan Vicente Córdoba Villota, manifestó que tuvieron que retirar todos los signos, símbolos, íconos y elementos litúrgicos para que OPAIN (Empresa privada que administra el Aeropuerto El Dorado por concesión de la Aeronáutica civil) pudiera arreglar el recinto de una forma neutral para todos los cultos religiosos.

“De nuestra parte retiramos todo el mobiliario y símbolos católicos y obramos de acuerdo a la ley, no sin antes expresarles que la secularización y el materialismo están dando pasos para acabar con las expresiones de fe de un pueblo que pide a la Iglesia Católica le preste el servicio de la gracia de Dios a través de la Palabra y los Sacramentos”, expresó Córdoba.

El Dorado se pronuncia

El aeropuerto manifestó que el oratorio de la fe católica de la Terminal 2, Puente Aéreo, continúa en funcionamiento normalmente las 24 horas del día y que las adecuaciones del oratorio de la Terminal 1 avanzan rápidamente y pronto estará nuevamente abierto al público como un espacio que acoge la diversidad religiosa acorde con el respeto de los derechos humanos fundamentales.

“Relacionados con la libertad religiosa, de cultos y conciencia. En este espacio se continuará celebrando la misa de la fe católica a las 11 am como ha sido costumbre desde hace varios años”, señaló El Dorado.

Le podría interesar: Consolidan política pública para el ejercicio de la libertad religiosa en el Distrito

Algunas personas expresaron su descontento en redes sociales. "Esto es grave, ¿para montar espacio de 'neutralidad' al culto, desmontan uno que ha 'pertenecido' a la inmensa mayoría de creyentes en Colombia y buena parte del mundo? Esto despierta un sentimiento amargo y violencias ocultas que el mundo ya conoce", dijo un cibernauta.




Publicidad