El opositor cubano Ávila pide unidad y apela a la UE contra el castrismo

Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


(EFE).- El presidente del movimiento opositor cubano Somos+, Eliecer Ávila, pidió este domingo la unidad de sus compatriotas dentro y fuera del país y apeló a la "fuerza moral" de la Unión Europea (UE) para que se una a la "cruzada frontal" contra la "dictadura" castrista.


"Ya no hay ninguna esperanza de aperturismo dentro del sistema, creo que están en su peor momento económico, político, moral y social dentro de Cuba, la crisis es evidente en todos los sectores" y "han perdido dominio geololitico en el continente y el mundo", resaltó Ávila en declaraciones a Efe en Madrid.

El disidente, que vive desde hace dos años en EEUU, estuvo el sábado en Alemania e intervendrá hoy en un encuentro con cubanos en la capital de España.

"Me estoy reuniendo con las comunidades cubanas de varios países -explicó- puesto que la isla está viviendo una crisis tan profunda como probablemente nunca antes habíamos visto. Hay un despertar cada vez más grande de las personas dentro de Cuba, cada vez vemos más protestas, dando su opinión sin miedo..."

Y ahora, prosiguió, "es el momento de unirnos en el mundo entero y librar este año la última cruzada total, junto con los cubanos de dentro, para que haya un cambio definitivo de sistema dentro de Cuba".

Los cubanos del extranjero, lamentó, "no estamos unidos, estructurados, con un plan coherente, con una influencia" política, según Ávila, pues hay gobiernos que todavía dicen que en Cuba "no hay una dictadura".

"Ha faltado unidad históricamente (entre cubanos) dentro y fuera de Cuba, que ha sido el objetivo fundamental de las campañas de la dictadura", explicó.

Preguntado por este viaje a Europa, resaltó la "fuerza moral" de la UE, sobre todo por ser el continente que "más sufrió el totalitarismo", así que "debe unirse junto a nosotros -pidió- en una cruzada frontal contra la dictadura y no seguir con la mano blanda" respecto al Gobierno cubano.

Aseguró que una Cuba democrática "no solo le conviene a América Latina, sino al todo el mundo", en referencia al empresariado español.

"Sin la democracia no vamos a tener jamás garantías jurídicas para que un empresario español pueda sentirse seguro de proteger su negocio, su inversión en Cuba o Nicaragua o Venezuela (...) Necesitamos -planteó- no seguir haciendo negocios bajo las condiciones de la dictadura".

Ávila estuvo preso 56 veces en Cuba, explicó, incluso con su mujer embarazada, hasta que pudo salir y establecerse en EEUU, donde nació su hija. EFE


Más Noticias de esta sección

Publicidad