El PAE en el Magdalena, una ración de egos y disputas políticas

Por el momento son miles de niños que esperan por el Plan de Alimentación, mientras los encargados de su ejecución continúan en disputa.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Lo que ya deberían estar disfrutando los miles de estudiantes en el departamento, hoy aún es un tema por el que se pelean sectores políticos.

Han pasado más de dos meses desde que los estudiantes de las Instituciones Educativas del Magdalena retornaron a las clases presenciales y aún no cuentan con sus raciones alimentarias porque en el departamento no ha entrado en funcionamiento el Programa de Alimentación Escolar, PAE; esto gracias a los egos y diputas políticas entre el gobernador del Magdalena y un grupo de mandatarios que conforman el Ocad Caribe.

Y es que han sido 76 días del calendario escolar en que los jóvenes estudiantes no han podido recibir sus alimentos, por lo que sindicatos de educadores y mandatarios han hecho propuestas como suspender la jornada continua o gestionar con recursos propios del departamento la licitación y posterior ejecución de este programa.

Egos y peleas políticas

En los últimos periodos, al PAE en el departamento ha estado salpicado por múltiples escándalos; corrupción, mal estado de los alimentos y disminución en las raciones, pero en este 2022, el tema ha sido solo uno: el incumplimiento a los más de 141.000 niños, esto por el rifirrafe entre Caicedo y los que el señala como “saboteadores” mandados por el Presidente Iván Duque.



El último enfrentamiento (reunión) se registró el pasado 31 de marzo durante la sesión Extraordinaria del Consejo Directivo de la RAP Caribe, allí los gobernadores de La Guajira y Cesar y los delegados de Sucre, Córdoba, Bolívar y Atlántico no tramitaron la solicitud ante el Ocad por parte de la gobernación de Magdalena, provocando nuevamente la ira de Caicedo quien los señaló de saboteadores.

Soluciónes apresuradas

Ante este retraso que ya tiene al gobernador en la palestra pública, pues el departamento figura entre los 11 territorios que aún no ejecutan este importante programa, este propuso una salida rápida y a través de recursos del Magdalena, financiar la ejecución.

Fue así como la Gobernación abrió un proceso de contratación por 102 días calendario escolar con recursos propios y del SGP que solo cubre el programa hasta septiembre, pero esto aún se queda corta ante la necesidad de cubrir la limentacion de los niños.

Un llamado a los alcaldes

Es tanto el desespero del mandatario departamental ante este tema, que dejó de lado su disputa política con los 29 alcaldes municipales y durante esta semana les pidió trabajar de la mano y que cada uno se comprometieran a asumir sus responsabilidades de poner en marcha planes y proyectos de atención a la niñez en sus jurisdicciones para brindar vigilancia y rescate a los casos de desnutrición.



Propuestas a corto plazo

Ante este inconveniente, salió a relucir una propuesta por parte del Sindicato de Educadores del Magdalena, en el que piden a Caicedo y a la alcaldesa de Santa Marta suspenda la jornada continua en los colegios públicos, pues los estudiantes no están recibiendo sus raciones de refrigerios y almuerzos, lo que estaría afectando su rendimiento escolar, propuesta que aún no es confirmada por los mandatarios.

Este es un tema que aún tiene mucha tela por cortar, en el Ocad seguirá el tira y jale, la Contraloría seguirá con la lupa en los territorios, Caicedo seguirá señalando, todo esto mientras los estudiantes esperan por una solución concreta y no a corto plazo.



Más Noticias de esta sección

Publicidad