El Marqués Vargas Llosa

Blogs
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Diego Alejandro Rangel Salamanca

Diego Alejandro Rangel Salamanca

Columna: Blogs

email: alejandrorangelsalamanca@gmail.com

Twiter: @AlejoRangels


En la columna del pasado domingo del periodista Antonio Caballero en el portal los Danieles, me entere que el escritor ganador del premio nobel de literatura Mario Vargas Llosa era Marqués.
Tengo que reconocer que en primera instancia pensé que era una burla o incluso una forma cínica de Antonio Caballero para referirse al escritor, por el tema en dispuesta en su columna.

Mi sorpresa fue aún mayor cuándo al revisar una breve bibliógrafa descubro que no es ni burla, ni cinismo. Mario Vargas Llosa es Marqués nombrado por el rey Juan Carlos I, personaje que hoy está fuera de su país por diversos delitos fiscales, el rey le concedió este título en 2011 por sus contribuciones al idioma, la literatura y la lengua española. Hasta allí normal, nadie niega el prodigio, talento y aporte que Vargas Llosa ha hecho desde el tiempo de Conversación en la Catedral hasta hoy.

¿Pero un Marqués? En términos prácticos no hace nada, no tiene ninguna responsabilidad, no tiene beneficios económicos, es un cargo nobiliario miembro de la nobleza inferior al duque y superior al conde. Pero Cómo el escritor latinoamericano ultimo sobreviviente del Boom latinoamericano se convirtió en un miembro de la nobleza, con título y demás.

Considero que recibir un título nobiliario por parte de la corona española es reivindicar el discurso colonialista, ocultar el pasado sangriento de la conquista y colonia en América latina, pero además de alguna manera hacer parte de esa institución vieja, obsoleta y absurda en el siglo XXI llamada monarquía.

Hoy en 2021, donde el mundo afronta miles de dificultades desde la pandemia hasta los retos del medio ambiente, me parece absurdo tener que decirle Marqués al señor Vargas Llosa en caso de que me lo encuentre en unos de esos cócteles o eventos de la vida social madrileña los cuales él frecuenta.

Pienso que las figuras intelectuales y representativas de nuestra América marcan un compromiso ético no solo con su obra, sino también y de forma integral con sus actuaciones públicas y políticas.

No pretendo negar la obra literaria de Vargas Llosa, pero si está muy lejos de ser un escritor comprometido con su tierra natal, mientras ostente un título nobiliario, que lo haga parte de una nobleza y un sistema que alejado de toda sensatez en nuestra realidad representa la colonialidad, la opresión y hasta el genocidio de los pueblos ancestrales en nuestra américa por parte de una Corona, con marqueses, duques, dones y señores…


Escrito por:
Autor: Diego Alejandro Rangel Salamanca


Más Noticias de esta sección

Publicidad