¡El mango en su apogeo! Conozca sus beneficios con el #RetoPiensaVerdeEI

Piensa Verde
Tamaño Letra
  • Font Size
El mango verde o maduro es una de las frutas más apetecidas por los samarios, sobretodo en la época actual, en la que es común observar los árboles cargados del fruto en mención, incluso en el suelo, tras caer al haber alcanzado su maduración. También en las calles de la ciudad, donde los vendedores lo comercializan con sal, pimienta y limón. Sin embargo, muchos desconocen sus beneficios para la salud; conozca sus propiedades a continuación con el #RetoPiensaVerdeEI.

Su nombre científico es Mangifera indica. Posee un índice de sombra alto. Para su siembra requiere suelos fértiles y climas suaves. No se recomienda plantar esta especie en cerros. Puede crecer a borde de vía, de río o sobre cualquier terreno natural.
Los  mangos son considerados como una fruta rica en nutrientes, su contenido nutricional cambia según la variedad de mango y su grado de madurez. Son una buena fuente de beta carotenos aportan cantidades importantes de vitamina C, también son una buena fuente de potasio, de magnesio y de fibra.

El fruto destaca entre sus principales características su buen sabor. Dicha pulpa puede ser o no fibrosa, siendo la variedad llamada mango de hilacha la que mayor cantidad de fibra contiene. Es una fruta normalmente de color verde en un principio, y amarillo, naranja e incluso rojo-granate cuando está madura, de sabor medianamente ácido cuando no ha madurado completamente.

Según la organización National Mango Board (NMB) (www.mango.org), esta “superfruta”, que se cultivó por primera vez en la India hace más de 5 mil años, llegó a América alrededor del año 300-400 de nuestra era y ahora está disponible a lo largo de todo el año. No sólo es una de las más populares del mundo, sino una de las más saludables.

De hecho, la corteza, las hojas, la piel y la semilla del mango, un árbol bajo cuya sombra -supuestamente- meditó Buda, se han utilizado en remedios caseros durante siglos, dio a conocer la NMB.
Descubrimientos y beneficios

Un estudio de la Universidad Estatal de Oklahoma, (OSU, en inglés) en Estados Unidos, ha comprobado en ratones de laboratorio que el consumo de suplementos a base de mango previene la pérdida de las bacterias beneficiosas del intestino, a menudo inducida por una dieta alta en grasas.

Estas bacterias de la microbiota o flora intestinal pueden desempeñar un papel en la obesidad y las complicaciones relacionadas con ésta, como la diabetes tipo 2, según la OSU.

Investigadores de la compañía de biotecnología mexicana Kuragobiotek han desarrollado una gelatina de mango que, aseguran, es beneficiosa para las personas con cáncer que están siendo tratadas con quimioterapia y radioterapia.
Debido a su alto contenido de vitamina C, consumir mango verde ayuda a regular los trastornos sanguíneos. Favorece la elasticidad de las venas, la formación de glóbulos rojos y blancos, la absorción de hierro, y previene los sangramientos. Por otra parte, fortalece el organismo frente a enfermedades como la anemia, la tuberculosis, el cólera y la disentería.

También es rico en vitamina B-6 (piridoxina), vitamina C y vitamina E. Consumir alimentos ricos en vitamina C ayuda al cuerpo a desarrollar resistencia contra los agentes infecciosos y los radicales libres de oxígeno.
El #RetoPiensaVerdeEI promueve la preservación del medio ambiente, en medio de las dramáticas consecuencias del cambio climático, la deforestación, la tala de bosques y el atentado permanente contra la naturaleza. El mango es un árbol perfecto para plantar en las zonas adecuadas y puede generar múltiples provechos para las personas y la naturaleza.  
1
1
2
2
Previous Next Play Pause

Más Noticias de esta sección

Publicidad