A pesar de las buenas relaciones diplomáticas con Panamá, este país decidió reducir el tiempo de estadía de turistas de Colombia, Venezuela y Nicaragua en medio de llamados a poner un mayor control ante el masivo flujo inmigratorio de los últimos años, de ser así comenzarán a cambiar las cosas.

El grupo de las siete naciones más industrializadas del mundo dijo en su declaración final ayer sábado que Estados Unidos no está en posición de sumarse al consenso sobre el cambio climático.

En Oriente Medio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue recibido con honores mientras los líderes de Arabia Saudí e Israel parecían competir entre ellos para superar al otro en la calidez de su acogida y en la importancia de sus promesas de cooperación; pero en Europa, Trump se encontró con una recepción más fría y se mostró ansioso por pasar al ataque.

Lo que denunció ayer EL INFORMADOR ayer en su página primera es una denuncia grave que deben tener en cuenta las autoridades respectivas como la Alcaldía, Policía, Secretaria de Gobierno, Essmar  y la misma oficina de apoyo a personas consumidoras de drogas, que al final son los que cometen el delito de robar las tapas y  venderlas para después consumir ese producto afectando seriamente sus vidas.

Las elecciones británicas, convocadas por Theresa May para conseguir un mandato propio, en lugar del heredado por la renuncia de David Cameron, se concentran más en una nueva caracterización de los partidos que en la decisión de si se refresca o no el apoyo mayoritario a los conservadores para que lideren el proceso de retiro de la Unión Europea.

En Venezuela se vive una rebelión popular en contra de una dictadura. El país suramericano vive uno de los momentos más duros de su historia republicana y durante 51 días de protestas en las calles del territorio nacional, la cifra de muertos supera los 50.

Manifestantes sostienen una pancarta con fotos de Putin y el fallecido líder libio, coronel Moammar Gadhafi, con el mensaje: “Putin, Gadafi te está esperando”, durante una reunión ayer en Trocadero, junto a la Torre Eiffel en París, Francia, para protestar contra la visita del presidente ruso Vladimir Putin a ese país.

Apple está dando los últimos toques a su nueva sede de Cupertino (California), un enorme complejo similar a una nave espacial diseñado por Norman Foster que representa la cuadratura del círculo para muchos en la industria tecnológica: es posible crecer hasta que el poder rezume de las oficinas. Apple Park es un campus con forma de anillo que, a lo largo de sus más de 708.000 metros cuadrados, utiliza múltiples innovaciones para hacer realidad algunos de los sueños de Steve Jobs, entre ellos replicar la sensación de apertura y libertad que esperarán fuera del trabajo a sus 12.000 ocupantes.

El ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pone su toque en el green 18 de la famosa casa club, al fondo, jugando una ronda de golf en el Old Course en St Andrews, Escocia, ayer viernes. El ex presidente asistió al evento también  para dar un discurso para la Fundación del Cazador.

A los conductores de tractomulas hay que ponerles mucha atención con lo que están haciendo en la ciudad y en las afueras de la misma.

Manifestantes vestidos como la Estatua de la Libertad se reunieron durante una manifestación en el centro de Bruselas ayer miércoles 24 de mayo.

Mientras los vendedores ambulantes se adueñan de las aceras en la Avenida Campo Serrano (Carrera Quinta) con calle 14, los peatones deben caminar en los bordes de las vías y los conductores de los vehículos, a su vez, deben sortear a quienes caminan por las carreteras. Una vez más surge la pregunta: ¿Dónde está la Udep?

La pregunta obligada al final de cada gobierno es si estamos mejor o peor que cuando comenzó, y en el caso de gobierno Santos, mi opinión es que estamos mucho peor.  Nos deja un país descuadernado, sin rumbo y sin plata. No logrará matar a la gallina de los huevos de oro por falta de tiempo y gracias a la intervención divina, pero ciertamente, la deja en la UCI y con pronóstico reservado.

Narra la Biblia en el Éxodo uno de los episodios centrales de las religiones monoteístas surgidas del Medio Oriente, la adoración al becerro de oro, además de las Tablas de la Ley, y el mandato de Jehová para acabar con la idolatría.

Creo que no podemos seguir viviendo en una sociedad en la cual ha desaparecido el sentido de culpa, una en la que se relativiza la responsabilidad que tenemos en acciones que nos dañan y también causan daños en los demás.

Como mis lectores son primordialmente citadinos, es entendible que usted no comprenda o le interese poco la problemática de la tierra, más allá del estereotipo de su falsa concentración –que no el abandono del Estado– como causa de la pobreza y la violencia rural.

Sombrío panorama el de nuestro país, agobiado por toda clase de males. Y lo peor, un incierto porvenir. Mientras tanto, muchos de nuestros compatriotas prefieren mirar hacia otro lado y pensar en asuntos de menor calado.

Más costosa que la voladura de oleoductos, nos resulta a los colombianos la dinamita que el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC despachan sobre la Constitución en su loca carrera por adecuarla a las necesidades de unos acuerdos que el pueblo sigue rechazando (a juzgar por los resultados de las encuestas) y cuyo contenido íntegro (tiene partes secretas se ha dicho) apenas si conocen quienes estuvieron en La Habana en la idílica negociación.
Publicidad