Árboles con identidad

Piensa Verde
Tamaño Letra
  • Font Size
En Santa Marta hay 194.464 ejemplares, pero solo unos cuantos son reconocidos e, incluso, famosos.

Por: Daniela A. García Gómez
Redacción EL INFORMADOR
Fotos: Orlando Marchena / Edgar Fuentes

Muchos son los árboles que existen en Santa Marta, pero solo unos cuantos tienen el privilegio de ser reconocidos y hasta ser parte de la historia misma de la ciudad, por lo que se han convertido en ‘símbolos urbanos’ para los habitantes de la capital del Magdalena.

En la ciudad hay 194.464 árboles, de acuerdo con cifras aportadas por el Departamento Administrativo Distrital de Sostenibilidad Ambiental, Dadsa, al observatorio Santa Marta Cómo Vamos.

Sin embargo, entre esos casi 200 mil de ellos, hay cinco que se podrían considerar emblemáticos por características como su ubicación, antigüedad y tamaño.

De acuerdo con Eduino Carbonó, director del Herbario de la Universidad del Magdalena, los ejemplares más reconocidos de la ciudad son las bongas de los barrios 20 de Julio, 13 de Junio y Tayrona, así como el caracolí de la carrera 19 y el campano de la Quinta de San Pedro Alejandrino.

El profesor asegura que actualmente se desconoce la edad de estas especies, debido a que no se ha realizado una memoria del patrimonio natural de la ciudad, pero estas son emblemáticas por su imponencia.

“Estos árboles deberían tener un cuidado y conservación especial, que no existan alrededor de ellos ventas ambulantes, que no les pinten las bases o les claven carteles, como ocurre con el caracolí que está junto al puente de la carrera 19”, considera el catedrático.

El botánico considera que se requiere trabajar en un inventario y memoria de estas especies que, por sus características, tienen una identidad y se convirtieron en emblemas de Santa Marta.


La bonga de 20 de Julio

Esta inmensa bonga se erige en la carrera 16 entre calles 6 y 7, en el barrio 20 de Julio, en la terraza de una vivienda. El árbol no se encuentra en las mejores condiciones, ya que sus raíces son utilizadas como depósito de todo tipo de objetos, entre ellos llantas.


La bonga de 13 de Junio

Este árbol es el centro de atención del parque 13 de Junio, en el barrio del mismo nombre. De hecho, el diseño del lugar de esparcimiento se realizó respetando el espacio que ocupa la inmensa bonga. Este ejemplar es la principal fuente de sombra de esta área. No hay estudios que revelen su edad, diámetro o altura.


El campano de la Quinta de San Pedro Alejandrino


Este es quizás uno de los arboles más conocidos por propios y visitantes que llegan a la icónica Quinta de San Pedro Alejandrino. El campano se encuentra junto a la hacienda, muy cerca del lugar en el que se posa la efigie del libertador Simón Bolívar. De hecho, una de las ramas del ejemplar cayó a inicios del año pasado, causando severos daños en la estatua, que tuvo que ser reconstruida.




El caracolí de la carrera 19

Este caracolí, ubicado junto al puente de la carrera 19, toma el agua que requiere del río Manzanares. Es quizás uno de los más maltratados entre los arboles emblemáticos de la ciudad, pues su base fue encerrada dentro de un piso de cemento, que es empleado como lavadero de carros y su tronco es utilizado para fijar carteles. 




La bonga del barrio Tayrona

Esta imponente bonga sobrevivió hace ocho años a la construcción de la sede de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, gracias a la lucha que en su favor emprendió la comunidad. El viejo árbol, del que se afirma que Simón Bolívar lo utilizaba para descansar en su cabalgata hacia la Quinta de San Pedro Alejandrino, continúa firme. No hay estudios que indiquen verdaderamente su antigüedad, diámetro o altura.


El caracolí de la carrera 19

Más Noticias de esta sección

Próximos Eventos

Publicidad