Ejército destruye laboratorio de coca en Barrancas

Según las autoridades, este laboratorio producía 700 kilogramos de coca mensualmente y pertenecía al frente '6 de Diciembre' del Eln.

La Guajira
Tamaño Letra
  • Font Size
En el sector de 'Boca Tigre', zona rural del municipio de Barrancas (sur de La Guajira), unidades del Ejército y la Policía Nacional lograron ubicar y destruir un laboratorio para el procesamiento de clorhidrato de cocaína.

Según las autoridades, este laboratorio producía 700 kilogramos de coca mensualmente y pertenecía al frente '6 de Diciembre' del Eln que delinque en esta parte del país.

En el lugar se encontraron plantas eléctricas, motobombas, hornos microondas, ácido sulfúrico y soda caustica, entre otros químicos y equipos utilizados para procesar el alucinógeno.

“Tres plantas eléctricas, una motobomba, 50 galones de ácido sulfúrico, 400 kg de soda cáustica, 550 kg de clorhidrato de calcio, 100 kg de carbón activado, cinco hornos microondas, dos grameras, un compresor de aire, una placa en acero utilizada para moldear el clorhidrato de cocaína, una prensa hidráulica, un calefactor industrial, un calefactor artesanal, un cilindro de gas, una planta destiladora elaborada en acero, 200 kg de soda cáustica, 100 galones de gasolina, 100 kg de cloruro de calcio, una coladora artesanal de cuatro puestos, 30 galones de ácido sulfúrico, una cocina artesanal de 10 bocas, una empacadora al vacío, 11 tanques elevados para reserva de agua de 1.000 litros cada uno, 22 canecas con capacidad para 50 y 25 galones que eran usadas para la preparación del clorhidrato”.

También se encontró material que sería utilizado para empacar la droga y posteriormente ser comercializada; en el lugar se logró incautar un arma de fuego calibre 12 milímetros de fabricación extranjera y 29 cartuchos para la misma arma.

Durante el procedimiento no se realizó ninguna captura y el material hallado fue puesto a disposición de la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía de Maicao.

Más Noticias de esta sección

Publicidad