"El Obispo no está en consonancia con la palabra de Dios": Zania Rosa Moreno Pitalúa

Los padres de familia y estudiantes de la Institución Educativa Familia de Nazaret, realizaron una protesta frente al Distrito y a la Secretaria de Educación Distrital.

La Guajira
Tamaño Letra
  • Font Size
Ya son cuatro meses que llevan sin ver un día de clases las estudiantes de la Familia de Nazaret.

Zania Rosa Moreno Pitalúa
Zania Rosa Moreno Pitalúa

Padres y madres de estudiantes de la Institución Educativa Familia de Nazaret recrimina al obispo Héctor Salah Zuleta la falta de compromiso ante el servicio que presta y el respeto por los derechos de los más necesitados.

Durante la mañana de ayer los padres de familia y estudiantes de la Institución Educativa Familia de Nazaret se trasladaron al frente a la Secretaria de Educación Distrital, donde se dispusieron a desarrollar una jornada de clase, las estudiantes y docentes acompañado de los padres de familia exigieron una vez más el derecho a la educación.

Zania Rosa Moreno Pitalúa, madre de dos estudiantes de esta institución, calificó de injusta la decisión del obispo de la iglesia católica de Riohacha, Héctor Salah Zuleta, que según los acuerdos firmados no permitirá la apertura de las instalaciones donde se encuentra actualmente esta institución hasta no le sea cancelada la deuda pendiente por arrendamiento.

“Me duele mucho lo que está pasando con estas niñas, porque ellos no son el futuro, son el presente de nuestra sociedad y le están violando sus derechos” exclamó Moreno Pitalúa.

Pidió al obispo que deje de lado la parte económica y se acerque más a la parte humana para que se compadezca de la necesidad de educación que reclaman las niñas.

“El obispo no está en consonancia con la palabra de Dios, porque quien cumple su palabra, tiene que servir conforme Él lo hizo sin ver la riquezas, sino la necesidad del otro” manifestó Zania Rosa Moreno Pitalúa.

Quien sin ánimo de ofender, reiteró que el Obispo debe ponerse la mano en el corazón y miran con compasión la situación que viven los estudiantes del Distrito, quienes solo desean volver a sus aulas de clases.

Hasta este entonces ya son cuatro meses que llevan sin ver un día de clases las estudiantes de la Familia de Nazaret, quienes primero pasaron por el proceso de reubicación cuando fueron retiradas del colegio Sagrada Familia, por lo cual ahora no cuentan con sede propia.

Para los padres de familia, la iglesia no está cumpliendo con los compromisos sociales y humanos a los que esta llamada.


Los comentarios aquí publicados no reflejan la opinión de EL INFORMADOR. Es necesario ser un usuario registrado para poder comentar las noticias. Por favor, ingrese o regístrese como usuario de esta página.

Más Noticias de esta sección

Anuncio_Unimag
Publicidad