Dejar lo convencional para reactivar economía

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size
Es fundamental saber manejar que el turismo puede jalonar el desarrollo de un país y Colombia debe apostarle a la innovación, creación e invento como fórmula para darle el vuelco a la maltrecha economía colombiana que después de ocho años en donde la corrupción, ‘la mermelada’ y la el despilfarro, fueron protagonistas, infortuna dante y por esto se debe arriesgar a apostarle salir de lo convencional para que el sector turístico, entre otros, crezca y le dé paso a la reactivación económica del país.

Colombia es magia salvaje, con lugares paradisiacos, es necesario darse cuenta que muchos destinos podrían encontrar complementos ideales con la innovación y la gastronomía y para crecer en lo económico, se requiere luchar contra la corrupción y la politiquería; que exista una regulación para la equidad y el empleo, fomentar el emprendimiento y la inversión, simplificar y eliminar los trámites innecesarios y brindar seguridad jurídica y legalidad.

Colombia debe enfocarse en posicionar las experiencias turísticas a la medida como elemento diferenciador en donde es importante manejar el saber qué busca la gente en los viajes, que es sentir algo, no solo ver algo; es decir, quieren cambiar lo que era hasta ahora el turismo y enfocarse en las experiencias y ahí Colombia tiene un enorme potencial.

Estamos en la era en la que los clientes quieren productos a la medida, y por ello, las agencias de viaje deben ofrecer ese toque personalizado que se adapte al individuo que busca su servicio dejando como resultado positivo que el sector turístico tiene que adaptarse a diario al cambio en donde los productos estandarizados no le sirven a todo el mundo y en esa área Colombia puede ofrecer un toque personalizado haciendo énfasis en que hay que pasar más tiempo entendiendo e interactuando con el público y no tratando de que acepten a la fuerza las promociones.
Todo este nuevo reto implica una ayuda económica para posicionar el sector y por estos los agremiados piden que el

100 % del recaudo por concepto del impuesto al turismo se asigne al mismo sector ya que la industria genera recursos propios que no necesariamente se reflejan en el presupuesto que le asigna el Gobierno. En este aspecto es importante la ayuda del Gobierno Nacional para robustecer los recursos de inversión asignando al sector la totalidad de lo generado por el impuesto al turismo.
Se debe tener en cuenta que las posibilidades de crecer de forma constante y por arriba del 2,5 % estimado podría darse si el turismo se convierte en un espacio prioritario de la agenda estatal. En ese orden de ideas se destacan varios compromisos que el Gobierno Nacional debe cumplir y que ha dicho que priorizará a través del ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Se trata, entre otros puntos, de recuperar la importancia social de lo que significa ser empresario, combatir la informalidad y acceder a la tecnología.

De igual forma se debe hacer énfasis en la urgencia de hacer una campaña para que cada prestador de servicios esté inscrito en la categoría que corresponde en el Registro Nacional de Turismo para definir su especialidad y apoyar la propuesta de crear fábricas de productividad como espacios de recolección de conocimiento y aplicación de buenas prácticas empresariales.Es fundamental saber manejar que el turismo puede jalonar el desarrollo de un país y Colombia debe apostarle a la innovación, creación e invento como fórmula para darle el vuelco a la maltrecha economía colombiana que después de ocho años en donde la corrupción, ‘la mermelada’ y la el despilfarro, fueron protagonistas, infortuna dante y  por esto se debe arriesgar a apostarle  salir de lo convencional para que el sector turístico, entre otros,  crezca y le dé paso a la reactivación económica del país.Colombia es magia salvaje, con lugares paradisiacos, es necesario darse cuenta que muchos destinos podrían encontrar complementos ideales con la innovación y la gastronomía y para crecer en lo económico, se requiere luchar contra la corrupción y la politiquería;  que exista una regulación para la equidad y el empleo, fomentar el emprendimiento y la inversión, simplificar y eliminar los trámites innecesarios y brindar seguridad jurídica y legalidad.Colombia debe enfocarse en posicionar las experiencias turísticas a la medida como elemento diferenciador en donde es importante manejar el saber qué  busca la gente en  los viajes, que  es sentir algo, no solo ver algo; es decir, quieren cambiar lo que era hasta ahora el turismo y enfocarse en las experiencias y ahí Colombia tiene un enorme potencial.Estamos en la era en la que los clientes quieren productos a la medida, y por ello, las agencias de viaje deben ofrecer ese toque personalizado que se adapte al individuo que busca su servicio dejando como resultado positivo que el sector  turístico tiene que adaptarse a diario al cambio  en donde  los productos estandarizados no le sirven a todo el mundo y en esa área Colombia puede ofrecer un toque personalizado haciendo énfasis en que hay que pasar más tiempo entendiendo e interactuando con el público y no tratando de que acepten a la fuerza las promociones.Todo este nuevo reto implica una ayuda económica para posicionar el sector y por estos los agremiados piden que el 100 % del recaudo por concepto del impuesto al turismo se asigne al mismo sector ya que la industria genera recursos propios que no necesariamente se reflejan en el presupuesto que le asigna el Gobierno. En este aspecto es importante la ayuda del Gobierno Nacional para robustecer los recursos de inversión asignando al sector la totalidad de lo generado por el impuesto al turismo.Se debe tener en cuenta que las posibilidades de crecer de forma constante y por arriba del 2,5 % estimado podría darse si el turismo se convierte en un espacio prioritario de la agenda estatal. En ese orden de ideas se destacan varios compromisos que el Gobierno Nacional debe cumplir  y que ha dicho que priorizará a través del ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Se trata, entre otros puntos, de recuperar la importancia social de lo que significa ser empresario, combatir la informalidad y acceder a la tecnología.De igual forma  se  debe hacer  énfasis en la urgencia de hacer una campaña para que cada prestador de servicios esté inscrito en la categoría que corresponde en el Registro Nacional de Turismo para definir su especialidad y apoyar la propuesta de crear fábricas de productividad como espacios de recolección de conocimiento y aplicación de buenas prácticas empresariales.

Más Noticias de esta sección

Publicidad