Santa Marta, territorio de inversión

En el periodo comprendido entre enero y septiembre de 2018, en la ciudad se vendieron 2.216 viviendas nuevas.

Revista Construyendo
Tamaño Letra
  • Font Size

Cada vez son más las personas que deciden adquirir su segunda vivienda en la capital del Magdalena, debido a los atractivos naturales y turísticos de la ciudad, una oportunidad que bien ha aprovechado el sector de la construcción.


Mientras en el orden nacional la construcción se desacelera, registrando una caída de siete por ciento en las ventas en el último año (septiembre 2017 – septiembre 2018); en Santa Marta la actividad mantiene un comportamiento positivo, con un crecimiento de 10 por ciento en 12 meses.

Para Javier Quintero, gerente de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, seccional Santa Marta, los resultados favorables del sector en la capital del Magdalena están relacionados con las características específicas de la ciudad.

“Las riquezas naturales de Santa Marta, como las playas y la Sierra Nevada, hacen atractiva a la ciudad para los no residentes, sean nacionales o internacionales, quienes deciden comprar aquí su segunda vivienda”, asegura el representante del sector.

Quintero afirma que la ciudad se ha convertido en un territorio de inversión, no solo gracias a sus condiciones paisajísticas, sino debido a la competitividad del precio del metro cuadrado en comparación con Barranquilla o Cartagena.

Sin embargo, el gerente de Camacol aclara que no todos los proyectos que se emprenden en la capital del Magdalena son para no residentes, sino que el sector atiende conjuntamente las necesidades de viviendas de los habitantes de Santa Marta.

Movimiento de la construcción

De acuerdo con cifras de Camacol Santa Marta, en el periodo comprendido entre enero y septiembre de 2018, en la ciudad se vendieron 2.216 casas o apartamentos nuevos: 918 en el estrato 2; 396 en el 3, 198 en el 4, 117 en el 5 y 587 en el 6.

Actualmente en la ciudad están disponibles 3.010 unidades; tanto en preventa, como en proyecto y listas para entregar; lo que indica que la oferta creció cuatro por ciento respecto a septiembre de 2017.

Del total de casas y apartamentos en oferta, 51 por ciento se concentra en el estrato 6, mientras que 22 por ciento en el 3. “El estrato 2 es el que se mueve mucho más rápido, porque es donde están las unidades de interés social, que es donde tenemos que trabajar”, afirma Quintero.

El gerente de Camacol Santa Marta explica que para emprender nuevas unidades de interés social, se requiere que la alcaldía distrital habilite los suelos. “Si no sabemos dónde podemos construir, difícilmente podemos hacer proyectos”.

“Los constructores para emprender proyectos necesitamos equipamiento social, es decir, vías, servicios, escuelas… Buena parte de la dificultad que tiene hoy el distrito está precisamente en el equipamiento social, en lo que tiene que ver con acueducto y alcantarillado hay un reto bien complejo”, advierte.

Actualmente en la ciudad hay 112 proyectos en ejecución, de los cuales 107 son residenciales y 5 comerciales e industriales.

De los 107 proyectos habitacionales, solo 7 son de interés social. “Tenemos una tarea muy grande en materia de habilitación de suelos, porque 70 por ciento de los residentes de Santa Marta viven arrendados”.

“Buena parte de la dificultad que tiene hoy el distrito está precisamente en el equipamiento social, en lo que tiene que ver con acueducto y alcantarillado hay un reto bien complejo”, Javier Quintero, gerente de Camacol Santa Marta.

En el periodo comprendido entre enero y septiembre de 2018, en la ciudad se vendieron 2.216 viviendas nuevas.
En el periodo comprendido entre enero y septiembre de 2018, en la ciudad se vendieron 2.216 viviendas nuevas.
grafico 1
grafico 1
grafico 2
grafico 2
Previous Next Play Pause
Publicidad