Economía en San Andrés en ‘jaque’

Algunos consideran que la defensa de Colombia no tuvo en cuenta a los habitantes del archipiélago.

Bolívar
Tamaño Letra
  • Font Size

La situación de pescadores, empresarios y restauranteros de isla sanandresana es muy mala, según sus habitantes.

Después de 7 años del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que para la mayoría de los sanandresanos fue nefasto, los nativos isleños viven en carne propia las consecuencias de esa decisión y reclaman más atención del Gobierno Nacional.

En un informe de un medio de comunicación a nivel nacional, realmente son pocos los pescadores que se hacen a la mar a faenar, debido a que lo que era el centro de la seguridad alimentaria para la población raizal conocido como “Luna Verde”, ya no hace parte del mar colombiano sino que aparece con los colores de la bandera de un país extranjero.

La situación afecta la economía de los restauranteros, ya que se ven obligados a comprar pescado de otros países como Brasil, Nicaragua, Honduras, entre otros, a precios altísimos.

"El estado debe ponerle cuidado a lo que pasa en el archipiélago porque el problema no es solo para los pescadores, sino para todos los que vivimos acá, porque el costo de vida ha subido demasiado", asegura uno de los habitantes de la isla.

Algunos consideran que la defensa de Colombia no tuvo en cuenta a los habitantes del archipiélago. Sin embargo, un equipo estratégico del pueblo sanandresano logró construir con los abogados constitucionalistas una de las contramemorias presentadas, para que por primera vez la comunidad raizal pudiera aparecer en el contexto de la defensa, como un tema de derechos humanos y de ancestralidad, que podría derivar en una decisión favorable para los intereses del país y de los habitantes de la isla.

En estos momentos hay dos demandas de Nicaragua en curso: una por incumplimiento al fallo y la otra por la plataforma continental extendida.

Más Noticias de esta sección

Publicidad