Ser demócratas desde las bases

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size

Los partidos y movimientos  políticos del país vienen trabajando fuertemente de caras a las elecciones del 27 de octubre 

Estos procesos no son solo una obligación, sino que también la oportunidad para que los afiliados de cada entidad política lleven la democracia al interior de sus organizaciones, de manera que correligionarios y ciudadanos, sean testigos de la forma en la que se debaten ideas y se construyen propuestas útiles para alcanzar el poder político, pero a la vez, para intentar la solución a los grandes problemas de la región..

Estas elecciones regionales no son ajenas a las controversias que marca el polarizado ejercicio de la política local. Recriminaciones, acusaciones de desviación ideológica, traiciones entre antiguos aliados (‘sabaleos’) y hasta purgas entre disidentes, son parte de la intensidad con la que se viven estos procesos y permiten a la sociedad asistir a una competencia en la que al final los mismos contendientes deben unir esfuerzos para una causa común.

La democracia comienza en las sedes partidarias. Ocultar las diferencias o alegar que solo la fuerza política que goza de la simpatía del pueblo es la única que cuenta con una rigidez granítica en lo ideológico y con una masa obediente en lo práctico, es desconocer la diversidad humana y las ansias de pluralismo que mueven a los ciudadanos de hoy.

Más Noticias de esta sección

Publicidad