Buscan victorias en “tierra de Trump”

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size
Los demócratas buscan reconquistar Arizona en las elecciones legislativas y para la Gobernación de noviembre próximo, con los ojos puestos en una mayor participación en las urnas y el apoyo de los latinos, que han sido golpeados con las políticas anti-inmigrantes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Considerada “tierra de Trump”, Arizona ha sido gran impulsora de medidas contra inmigrantes, entre ellas las del polémico ex alguacil de Maricopa, Joe Arpaio.

Al igual que en Texas, Tenesí y Nevada, donde los demócratas ven la oportunidad de cambiar el panorama político este 6 de noviembre, Arizona le apuesta a una mujer, Kyrsten Sinema, y a un latino, David García, para ir cambiando el color del estado en el Senado federal y en la Gobernación, respectivamente.

Siempre existe la posibilidad de que Arizona cambie de color y se pueda tener importantes victorias demócratas, pero se tiene que reconocer que aún existen varios obstáculos, especialmente el registro de votantes. En su mayoría, los votantes registrados son republicanos, precisó el director del Centro Latino de Políticas Públicas de la Universidad del Estado de Arizona.

Cifras oficiales evidencian que los republicanos representan el 35 % del padrón electoral, mientras que los demócratas son el 31% de los votantes registrados. El resto se divide entre independientes y otros partidos políticos; tradicionalmente los republicanos tienen un mejor historial de acudir a las urnas que los demócratas. Sin embargo, en las elecciones primarias de agosto pasado votó el 33 % de los votantes registrados (1,2 millones), un incremento del 3 % con respecto a las elecciones de medio término del 2010.

Este incremento se debió en gran parte a una mayor participación demócrata en las primarias, con 147.000 más de los que votaron en las primarias de 2016, de acuerdo con información del Departamento de Elecciones de la Oficina de la Secretaria del Estado de Arizona. Además, a nivel nacional los demócratas han obtenido importantes victorias en los últimos meses contra candidatos republicanos establecidos en Virginia, Nueva Jersey y Alabama, con los gobernadores Ralph Northam y Philip D. Murphy y el senador Doug Jones, respectivamente.

La contienda de Jones fue un golpe para el presidente Trump, que apoyaba al polémico Roy Moore, que perdió para ocupar el escaño dejado por el ahora Fiscal General del país, Jeff Sessions. Los demócratas ven ahora una puerta abierta con el escaño que ha dejado vacante el senador Jeff Flake, quien anunció su retiro en 2017. La demócrata Sinema lidera ligeramente las encuestas en la disputa con la republicana Martha McSally.

La última de ellas a cargo de Progress Now Arizona, en la que le lleva 5 puntos (51%-46%), con un margen de error de 4 puntos. Además, García aspira a reconquistar la Gobernación para los demócratas y los hispanos, cargo que Janet Napolitano ocupó entre 2003 y 2009. Los demócratas tienen que acaparar la atención de los votantes, entre ellos los latinos y lograr que salgan a votar. Esa puede ser la diferencia.

Como mismo sucede en el país, la campaña para registrar votantes latinos en Arizona es intensa antes del próximo 9 de octubre, cuando vence el plazo.

Más Noticias de esta sección

Publicidad