Agrosavia trabaja para fortalecer citricultura en la región

De los 16 materiales en estudio por Agrosavia, 9 variedades son de naranja tipo valencia, 4 de mandarina y 3 de limones y limas.

Agropecuaria
Tamaño Letra
  • Font Size

En busca de medidas de protección para cultivos de cítricos en el Magdalena.

En momentos en que los cultivos de cítricos de la región Caribe están amenazados por el HLB, la enfermedad más devastadora de los cítricos, la Corporación colombiana de investigación agropecuaria – Agrosavia, a través de su Centro de Investigación Caribia, adelanta un proyecto con el cual busca que los citricultores tengan acceso a nuevas variedades con mejores producciones y libres de plagas y enfermedades.

Estos 16 materiales de cítricos que fueron establecidos en Caribia en el año 2016 se evalúan en tres regiones del país: Magdalena, Valle y Tolima, y, de acuerdo con el investigador Marlon José Yacomelo Hernández, “el objetivo de este proyecto es ver el comportamiento a nivel de producción, fisiológico y fitosanitario de estos materiales con el propósito de seleccionar los más sobresalientes por sus atributos de calidad y adaptación edafoclimática a las regiones para que los productores puedan tener una alternativa”.

De los 16 materiales, 9 variedades son de naranja tipo valencia, 4 de mandarina y 3 de limones y limas. “Tenemos estos 16 materiales establecidos sobre 2 portainjertos, un portainjerto que se llama Sunki x English y el otro CPB 4475. Los portainjertos está comprobado que influyen en más de 20 características de la fruta y del tamaño y comportamiento de los árboles”, explica el investigador.

Cabe indicar que los portainjertos son las plantas a las cuales se les realiza el proceso de injerto y, hasta ahora en el experimento, Agrosavia ha identificado que materiales como la naranja pera del río no presenta buena afinidad con el portainjerto CPB 4475.

“Los materiales establecidos con el portainjerto Sunki x English permitirían en cierto momento ampliar la densidad de siembra, es decir que van a haber más árboles por hectárea comparado con el portainjerto CPB, sin embargo, nos hace falta evaluar otras variables que son sumamente importante como el termino de calidad de fruta”, enfatiza.

Para determinar la calidad de la fruta, durante la investigación Agrosavia tiene en cuenta, entre otras variables, el contenido de acidez y solidos solubles totales, tamaño y peso de la fruta, porcentaje de jugo y la coloración externa del fruto. Estas variables son de gran importancia porque dependiendo del mercado las exigencias en calidad cambian.

Hoja de cítrico afectada por  HLB o Dragón Amarillo, enfermedad que es investigada por Agrosavia.
Hoja de cítrico afectada por HLB o Dragón Amarillo, enfermedad que es investigada por Agrosavia.

“Otra característica tiene que ver, de las más importantes en los cítricos, es la acidez de los materiales. Este es uno de los parámetros más importantes a nivel de calidad de fruta, como también lo es el contenido de azúcar, el contenido de pulpa o de jugo”, agrega.

De igual manera, en Caribia, Agrosavia también tiene establecido una parcela de 7 clones de naranja Margarita, los cuales provienen de los municipios de Guamal y San Sebastián del departamento de Magdalena y los municipios de Mompox, San Fernando y Margarita en el departamento de Bolívar.

“De los materiales establecidos en esta parcela, en la evaluación agronómica se ha observado que los arboles de limón son los más susceptibles a plagas y enfermedades en comparación a los de naranja y mandarina”, asegura.

Precisamente, en vista de esto, Agrosavia ha seleccionado estos materiales de limones y limas que son los más susceptibles y ha empezado a trabajar con fertilización para ver la respuesta de estos materiales y cuanto pueden alargar su vida útil, en términos de producción”, concluye.

Recomendaciones frente al HLB

El HLB o Dragón Amarillo es una enfermedad endémica en Asia y está presente en China desde el año 1870. En Colombia ingresó por La Guajira en el 2016, donde el Ica detectó los primeros brotes de la enfermedad.

De acuerdo con la investigadora Lumey Pérez del Centro de Investigación Caribia, la enfermedad HLB implica un debilitamiento severo de los cítricos. “Al principio de la infección, pueden observarse los síntomas en una o pocas ramas, de forma sectorizadas, en la planta. El síntoma característico en hojas es el moteado asimétrico, el cual se caracteriza por la presencia de áreas verdes y amarillas en la hoja, presentando una asimetría cuando se comparan los lados opuestos de la nervadura central del limbo foliar, que es la lámina que comúnmente forma parte de la anatomía de una hoja”, explica. Esta enfermedad puede reducir notablemente la producción, la apariencia y el valor económico de los frutos.

Para el manejo de la enfermedad, Agrosavia recomienda que se hagan prospecciones periódicas en las áreas citrícolas comerciales para la detección y eliminación de las plantas con síntomas asociados a la enfermedad; monitoreo y control de las poblaciones del vector Diaphorina citri; establecimiento de las plantaciones con material de propagación certificado; eliminación de plantaciones abandonadas; eliminación de hospedantes alternativos del vector y siembras en bloques alejados de plantaciones enfermas; favorecer los cambios tecnológicos que conduzcan a plantaciones que entren rápidamente en producción y capacitación del personal técnico y monitores.

Actualmente, Atlántico, Magdalena, Atlántico, Cesar, Bolívar, Guajira y Norte de Santander se encuentran en emergencia fitosanitaria por presencia de la enfermedad HLB.

Más Noticias de esta sección

Publicidad