Unión cumplió su tarea

El triunfo le da su cuarta final que disputará en la B

Sopla Ciclón
Tamaño Letra
  • Font Size
La victoria 2-1 ante Deportes Quindío aseguró el paso a la finalísima del Torneo Águila, esperando el rival que saldrá entre Cúcuta o Cortuluá, pero con la fe puesta que los ‘motilones’ hagan el favor ayudar con el tiquete directo a la A a los ‘bananeros’.

Por Mario Ibarra
Redacción EL INFORMADOR
Fotos Orlando Marchena

Todos los caminos condujeron desde bien temprano el lunes hasta el estadio Sierra Nevada.  Serpientes humanas contorneaban al ‘Coloso de Bureche’ aguardando el turno para ingresar a su interior para disfrutar de 90 minutos decisivos en las aspiraciones locales de llegar a su cuarta final de la Primera B. 

El sol y la tenue brisa acompañaban a los fieles devotos de la azulgrana,  al tiempo que rogaban para que un nubarrón mermara la canícula después del mediodía, pero  fue infructuoso. 

La angustia terminó y el estadio presentó lleno total en sus tribunas que por primera vez desde su estreno en el fútbol veían a reventar jugar al Unión Magdalena.

El partido en detalle

Lo anterior fue el preámbulo de un encuentro que prometía emociones, al rivalizar en la tarde dominguera dos escuadras que necesitaban pelearse por el único cupo disponible para la final del torneo y de paso el título que otorga el ascenso directo.

No había despegado el pito de su boca Wilmar Roldán cuando Léyser Chaverra comete una falta fuerte sobre el escurridizo Joiner Viveros y sin mediar palabra el referee mostró cartón rojo directo al quindiano. Apenas iba corriendo minuto y medio del partido.

Ante el desequilibrio de la visita, todo prometía un mejor panorama para Unión, pero los primeros 10 minutos las intenciones locales no tenían claridad y un Quindío más cerrado comenzaba a provocar a Ricardo Márquez, quien no se desesperó frente al acoso de piernas recibidas.

Luego de dos tiros de esquina consecutivos,  Unión consigue el primer asomo al marco del portero Pablo Betancourt,  cabezazo  de Dixon Rentería   que se va por encima del travesaño.  Corría el minuto 12.

Corría la mitad de la primera etapa y Roldán habla con el capitán Carabalí  para que baje la intensidad de las faltas que tenían a su onceno con uno menos y Con una delantera discreta en acciones y la presión de los minutos en contra, el equipo halló la luz en el camino a los 26 cuando Jhoiner Viveros envía pase a ras para que pesque Márquez, quien lo pasó, pero lo quedó a Aníbal Mosquera para que empujara al fondo de la red.

Gol merecido para el dominador del terreno y felicidad para una afición que desde temprana horas aguardaba este momento.

Quindío en lo suyo generando tarjetas amarillas, gracias a los dribles de Viveros, quien se fue convirtiendo en la pieza desequilibrante del equipo por la banda zurda.

A los 33 John Valencia en tiro sorpresivo puso a temblar el travesaño de Betancourt.

Unión dominó en tenencia y acciones de gol ante un Quindío que luchó contra dos enemigos más en la cancha: el sol y el público que no paraba de animar.

 Aníbal Mosquera abrió la senda del gol en el primer tiempo.
Aníbal Mosquera abrió la senda del gol en el primer tiempo.

Cierre triunfal

Con la misma tónica que los 45 iniciales, Unión entró a desmontar la muralla cafetera, gracias a un tiro de media distancia a los cuatro minutos de  Cristian Subero que lució en la sacada al arquero Betancourt.

El local con el apoyo de las barras seguía acercándose con el pasar de los minutos,  haciendo figura al portero. En una de esas Márquez se acercó con cabezazo hacia atrás tras centro de Valencia. De nuevo Ferreira hizo figura al guardavallas visitante con un tiro libre a un costado.

El ingreso de Erwin Carrillo por el hombre gol, Aníbal Mosquera, animó a la parcial por la anotación que asegurara el compromiso.

Pero las cosas fueron tomando un aire distinto, Quindío se fue montando en la cancha y Unión mermaba en ataques. El ingreso de Carrillo aún no cuajaba en la ofensiva samaria.

De nuevo la presencia del ‘Caballo’ Márquez, esta vez con media bolea levantó a muchos de la tribuna.

Pero la visita respondió a los 30 del complemento con cabezazo.  El respetable anima ante el decaimiento bananero.

Faltando 10 minutos para finalizar el partido, centro de Cristian Subero, cabecea abajo Carrillo, intenta rechazar el defensa del Quindío Figueroa, con tan mala fortuna que su cabezazo pasó la raya de su portería, decretando la anotación el central Roldán.

Con un partido práctimente liquidado, el árbitro repuso cinco minutos, en ese momento Dixon Rentería comete falta dentro del área a Wilson Carpintero, el defensa del gol en contra Jesús Figueroa cobró sin dejar con opción a Cesar Giraldo para lucirse.

Al final un resultado justo por lo mostrado por ambos equipos en la cancha, asegurando Unión una clasificación a la final, pero sin saborear por anticipado el cupo directo a la primera división y postergando la agonía si en la próxima fecha Cúcuta nos hace el favor de catapultarnos de una a la A.

Mientras las acciones se definirán en el estadio de Pereira, en un partido de trámite de cara a la final del torneo de la B.

Ricardo Márquez no mostró plenamente su potencial debido al marcaje estricto y por veces excesivamente brusco del Quindío.
Ricardo Márquez no mostró plenamente su potencial debido al marcaje estricto y por veces excesivamente brusco del Quindío.
No importó el intenso sol a las afueras del estadio el día de ayer, miles de fanáticos cumplieron la cita pactada la última semana cuando empezaron a adquirir sus boletas.
No importó el intenso sol a las afueras del estadio el día de ayer, miles de fanáticos cumplieron la cita pactada la última semana cuando empezaron a adquirir sus boletas.
El partido fue intenso de principio a fin bajo el arbitraje del juez mundialista Wilmar Roldán.
El partido fue intenso de principio a fin bajo el arbitraje del juez mundialista Wilmar Roldán.
Previous Next Play Pause

Más Noticias de esta sección

Publicidad