“Millonarios y la Equidad le dijeron que no y en Junior demuestra todo su talento”: Gabriel Fuentes

Gabriel Fuentes aprovechó la oportunidad del técnico Comesaña y se ha convertido en un inamovible en el once del cuadro barranquillero.

Deportes - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Después de probarse en Millonarios y Seguros La Equidad y no lograr el objetivo, el jugador samario Gabriel Fuentes no dejó de soñar y hoy es el dueño de la banda izquierda del Junior de Barranquilla, un ejemplo de que los sueños nunca hay que dejarlos morir.

Por Víctor Peñaloza Pérez
Redacción EL Informador 

Un nueve de febrero de 1997 en Santa Marta nació Gabriel Fuentes. A los dos meses de nacido sus padres (José María Fuentes Amaya y Marta Gómez) se mudaron al departamento de La Guajira por cuestiones laborales.

A los seis años el samario pisa su primera cancha de fútbol. “Vi pasar a un amigo que iba a entrenar, recuerdo que le dije que si podía ir y así comencé a entrenar”, relató el talentoso defensor samario.

Aquel primer terreno en el que oriundo de Santa Marta comenzó a jugar era el colegio Vocacional y el equipo tenía como nombre Junín FC.
A los 12 años Gabriel regresó a su ciudad natal para comenzar el bachillerato y el fútbol no podía quedarse atrás. Después de probarse en Talentos Los Almendros y FDC, terminó jugando en Águilas del sector El Parque, que actualmente se llama Versalles.

“Mi primo Leonardo Gómez fue quien me llevó a probarme en el equipo Águilas”.
Con esa escuela tuvo la oportunidad de actuar en torneo nacional y a pesar de su corta edad su carrera comenzaba a tomar camino.
A los 15 años salió de la escuela Versalles y pasó a Gama, actualmente Bastidas. Con este equipo tuvo la oportunidad de jugar Torneo de las Américas. Y su último equipo en Santa Marta sería FDC, con el cual también jugaría torneo nacional.

Intento fallido

Después de su recorrido por el fútbol menor en Santa Marta, Fuentes con 16 años de edad viajó con una maleta cargada de sueños a la fría Bogotá, como lo han hecho varios jugadores samarios a lo largo de la historia, pero pocos son los que han tenido suerte.

Gabriel se probó primero en Millonarios y lo hizo como volante por izquierda, comentó que el equipo azul no gustó en esa posición y luego en su afán de abrirse una puerta para llegar al profesionalismo lo intentó con La Equidad, sin embargo, con el equipo asegurador estuvo cerca “ellos querían que jugara el tradicional torneo Olaya Herrera en diciembre y preferí regresarme a Santa Marta para jugar un zonal con la selección Magdalena”.

Y Dios tenía diseñada una linda oportunidad para el jugador samario. El zonal se desarrollaría en Riohacha, y allí Gabriel se robó los aplausos por su gran actuación, que llamó la atención del Barranquilla FC, equipo que se convertiría en su nueva casa. Era febrero del 2014.

“Siempre creía en mis condiciones y tenía mucha fe en Dios que la oportunidad iba a llegar, por eso nunca me desanimó lo ocurrido en Bogotá”.
El samario comenzó su proceso con la sub 17 del Barranquilla, jugó desde febrero del 2014 hasta agosto del mismo año, hasta recibir el llamado de la B.
“El siete de agosto jugué mi primer partido con la B del Barranquilla y fue contra el Unión. Recuerdo que ganamos 1 por 0”. Así empezó un nuevo camino para el talentoso samario, quien llegó al equipo atlanticense como central y término actuando como lateral.

Y este año se dio uno de los grandes sueños para el jugador samario, debutar en la primera división del balompié colombiano con el Junior.
“Desafortunadamente estaban lesionados los jugadores que actúan en mi posición y había varios torneos que se estaban jugando, entonces al ser sub 20 tenía esa posibilidad de no llenar un cupo y por allí se me brindó la posibilidad de llamarme y poder estar aquí”.

El samario se estrenó en el Metropolitano en un clásico ante Nacional. Aquel partido lo perdió el cuadro local en los últimos minutos. Sin embargo, a Gabriel se le notó cómodo en la cancha, como si llevara años jugando en la A.

“Siempre me caracterizó por mi seguridad, nunca me arrugó, mi lema es que todos somos iguales, todos tenemos la posibilidad, las condiciones de conseguir algo y eso lo pongo en práctica cada vez que piso un terreno de juego, allí parte mi confianza”.

Vive su sueño

Fuentes, quien es el quinto de siete hermanos (cincos de padre y madre y dos por parte de padre) expresó que para él estar en el Junior es un paso muy importante para lo que quiere en su vida, sin embargo, señaló que esto es solo el 1% de lo que realmente anhela.
“Me gustaría jugar en la Selección Colombia, luego ir a Europa al Manchester City”, expresó el lateral quien admira al jugador del Barcelona Jordi Alba y a Radamel Falcao.

Gabriel ya sabe lo que es celebrar un gol en la A, se lo anotó al Huila. “Ese día fue muy especial, pasaron muchas cosas por mi cabeza, sobre todo mi familia, me imagine de cómo se estarían sintiendo ellos, que junto a Dios son todo para mí”.

La Selección Colombia jugará otros amistosos en octubre y allí existe la oportunidad que Gabriel pueda ser tenido en cuenta por otro samario y quien lo conoce mucho, como es el técnico interino de la ‘Tricolor’ Arturo Reyes y este sería otro paso en la carrera de un hijo de Santa Marta que sueña en grande.

Más Noticias de esta sección

Publicidad