Evangelio según San Lucas 3, 1-6

Evangelio
Tamaño Letra
  • Font Size
En el año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato procurador de Judea; Herodes, tetrarca de Galilea; su hermano Filipo, tetrarca de las regiones de Iturea y Traconítide y Lisanias, tetrarca de Abilene; bajo el pontificado de los sumos sacerdotes Anás y Caifás, vino la palabra de Dios en el desierto sobre Juan, hijo de Zacarías.


Entonces comenzó a recorrer toda la comarca del Jordán predicando un bautismo de penitencia para el perdón de los pecados, como está escrito en el libro de las predicciones del profeta Isaías: Ha resonado una voz en el desierto:

preparen el camino del Señor, hagan rectos sus senderos. Todo valle será rellenado, toda montaña y colina rebajada; lo tortuoso se hará derecho, los caminos ásperos serán allanados. Y todos los hombres verán la salvación de Dios”.
Reflexión: No busquemos el primer lugar ni nos preparemos para figurar; todo lo contrario, allanemos el camino, gritemos en las calles y demos testimonios de la verdad.
Publicidad